Necrológicas
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Elba de Lordes Mansilla Zúñiga
  • Abel Garay Bórquez
  • María Ester Martinich Harambour
  • Pedro Antonio Vargas Ojeda
  • Elba del Carmen Gallardo Barría
  • José Luis Oyarzo Remolcoy
  • Adolfo Soto Carrillo
EDITORIAL

El problema insoluble de la educación municipal

Por La Prensa Austral sábado 29 de julio del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

El grave déficit financiero que mantiene el área de Educación de la Cormupa ha tenido momentos de crisis, como el vivido a mediados de esta semana cuando el alcalde de Punta Arenas cruzó la Plaza de Armas para golpear las puertas de la intendencia.
Mientras más de diez mil alumnos corrían el riesgo de ver postergado el inicio del segundo semestre escolar, se dio paso a recriminaciones mutuas entre la jefatura alcaldicia y la gubernamental respecto de la responsabilidad última de esta situación.
Está claro que en las dos pasadas administraciones mu-
nicipales están los principales culpables de que se haya incrementado en demasía el hoyo financiero y que no se hayan adoptado las medidas tendientes a enfrentar la crisis, más allá de las falencias propias del sistema. De hecho, se apostó a quebrar la Cormupa, esperando que este año Magallanes fuera región piloto del proceso de desmunicipalización, lo que, finalmente, no ocurrió.
Pero, también existe una responsabilidad colectiva pues muchos dentro del municipio -funcionarios y concejales- y fuera -gobierno regional, la superintendencia de Calidad de la Educación y los parlamentarios- prefirieron mirar hacia el lado o cerrar, derechamente, los ojos respecto de un sinnúmero de medidas que se fueron adoptando, como las contrataciones desmesuradas de personal, modificación y celebración de contratos con cláusulas que establecieron millonarias indemnizaciones a todo evento y malversación de fondos.
La educación de los niños y niñas y jóvenes de la ciudad no puede quedar en manos de gente inescrupulosa y tampoco viviendo sobresaltos a la espera de que el gobierno dé paso a su anunciada reforma y desmunicipalización. Por lo demás, el panorama político es incierto y nada asegura que el próximo gobierno sea de continuidad.
Por ello, la nueva administración -alcalde y Concejo Municipal- tiene el gran desafío de tomar medidas radicales, pues debe garantizar el normal funcionamiento de los colegios, sobre todo teniendo en cuenta que sus alumnos provienen de familias de sectores socioeconómicos medios y bajos.