Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García
EDITORIAL

Elección democrática y directa de los intendentes

Haciéndose eco de peticiones en tal sentido, el gobierno resol-
[…]

Por La Prensa Austral miércoles 29 de julio del 2015

Compartir esta noticia
62
Visitas

Haciéndose eco de peticiones en tal sentido, el gobierno resol-
vió colocar ur-gencia simple al proyecto de reforma constitucional que permitirá la elección directa y popular de los intendentes regionales.
Esto significará que cada cámara del Congreso tendrá 30 días para tramitar esta iniciativa, aprobándola o rechazándola.
De contar con los votos favorables en el Senado y en la Cámara de Diputados, habrá tiempo suficiente para que la ley se estrene durante la actual administración y que la primera elección de las máximas autoridades se pueda verificar junto con los comicios presidenciales y parlamentarios de 2017.
El proyecto establece la elección del intendente por sufragio universal. Se requerirá de la mayoría absoluta de los votos válidamente emitidos. Contempla la posibilidad de segunda vuelta. El mandato será de cuatro años, pudiéndose postular sólo a una reelección inmediata.
El proyecto de ley fue remitido al Congreso el pasado 5 de enero, encontrándose actualmente en la comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización del Senado. Desde entonces, no había tenido mayor movimiento, a tal punto de despertar serias dudas sobre el compromiso gubernamental.
El propio Ejecutivo había planteado -y volvió a refrendarlo al momento de anunciar la colocación de urgencia simple- que este proyecto es el pilar de la Agenda de Descentralización que quiere impulsar durante su mandato la Presidenta Michelle Bachelet.
A través de la elección democrática y directa de los intendentes, se busca que en cada región se escoja a la autoridad y que ésta, junto con estar alineada con las políticas y programas del gobierno de turno, pueda a la vez representar y responder a los intereses de los habitantes de su zona.
El país ha ido dando pasos hacia una mayor participación ciudadana con la elección directa de los alcaldes y concejales y, hace sólo un tiempo, la de los consejeros regionales.
Que en cada región se pueda votar y escoger a la persona que encabezará el gobierno regional es otro importante hito en tal sentido. Así, la democracia y la descentralización del país se perfeccionarán con la facultad que se otorgará a los ciudadanos de acudir a las urnas y escoger a los intendentes.