Necrológicas
  • Iris Díaz de Pérez
  • Nelson Soto Cárcamo
EDITORIAL

Enap Magallanes ante Covid-19

Por La Prensa Austral domingo 19 de abril del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

– Preocupa que la curva de contagios en la zona no disminuye y que la gran cantidad de personas que aún circulan genera un riesgo para los trabajadores de la estatal y, por ende, para sus operaciones, pues se está laborando con una dotación que ya es mínima.

Como muchas otras empresas, Enap Magallanes está sintiendo el impacto de la expansión del coronavirus en la región. Ante los primeros casos de contagiados -que inicialmente correspondieron a trabajadores de empresas contratistas-, la estatal se vio forzada a tomar medidas de resguardo.

Así, ha tenido que navegar en las últimas semanas entre el resguardo de la salud de su personal y la reestructuración de sus labores, a fin de garantizar su producción y asegurar el abastecimiento de gas para la región.

Además de los técnicos y profesionales que están realizando teletrabajo, la empresa ha tenido que reducir la presencia de trabajadores en sus distintas faenas, al igual que ha visto cómo los contratistas han debido adoptar medidas similares.

Enviar personas con enfermedades crónicas a sus hogares, aplicar cuarentena para los funcionarios contagiados y sus contactos y adoptar el teletrabajo han sido parte de las medidas aplicadas para resguardar a su personal.

Pero, esto ha implicado que hoy los trabajadores en faena serían  sólo 189, secundados por otros 400 de compañías externas.

Preocupa que la curva de contagios en la zona no disminuye y que la gran cantidad de personas que aún circulan genera un riesgo para los trabajadores de la estatal y, por ende, para sus operaciones, pues se está laborando con una dotación que ya es mínima.

Otra arista de esta difícil situación es la importancia que tiene el funcionamiento de Enap para la economía doméstica, pues se trata de una compañía que establece una gran concatenación de actividades y servicios, los que están viéndose afectados al suspender contratos y/o reducir sus demandas.

Se trata de un cuadro complejo que tiene que ser proyectado en forma oportuna, a fin de no caer en improvisaciones. Cabe resaltar la actitud asumida por la gerencia regional de reunirse virtualmente tanto con sus directivos nacionales y sindicatos como con autoridades de Magallanes, a fin de generar coordinaciones que resultan hoy absolutamente necesarias para mantener el abastecimiento de gas en esta emergencia.