Necrológicas
  • Andrés Nicolás Pivcevic Rajcevic
  • Eduviges del Carmen Unquen Unquen
  • Lucía Ruiz Bustamante
  • Rubén Rosales Loaiza
EDITORIAL

Encuentro de música celta en Punta Arenas

Por La Prensa Austral martes 27 de noviembre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
68
Visitas

Una vez más, las gaitas y el bodhrán sonaron fuerte, marcando el ritmo que eleva los ánimos y que llena de alegría a quienes escuchan estos sones.

Para un millar de magallánicos y turistas presentes en la ciudad, fueron tres días en que tuvieron acceso a un espectáculo singular, de claros ribetes internacionales, donde se mezcló el virtuosismo de los músicos europeos y nacionales con la fuerza coral y la gracia de las danzas locales.

Se trató de la cuarta versión del “Encuentro Celta de Punta Arenas: Capital del Estrecho de Magallanes”, organizado por Mario Pascual y Albert Castillo, con el apoyo de la Sociedad Española de Punta Arenas y que contó con el financiamiento del gobierno regional, a través de un fondo cultural.

Se denomina música celta a un amplio grupo de géneros musicales que tienen en común las expresiones musicales de los pueblos considerados de tradición celta y que están localizados en determinadas regiones geográficas de Europa occidental.

El fin de semana recién pasado, la música celta, con su carácter épico, se adueñó del Teatro Municipal, donde en dos jornadas cerca de mil personas pudieron acceder al referido evento en forma gratuita. Otro centenar tuvo la oportunidad de disfrutar de exponentes de Galicia e Irlanda tras las referidas presentaciones formales al coincidir con ellos en pubs y restaurantes puntarenenses.

Tremendamente distante en términos geográficos, Magallanes, sin embargo, está próxima a la música celta por haber nacido de una conjunción de naciones migrantes provenientes de Europa.

Además, el ritmo del acordeón, presente tanto en la música celta como en las canciones chilotas, permitió recordar cuán fuerte fue el impacto de la migración gallega en la isla grande de Chiloé, muchos de cuyos pobladores, a su vez, se trasladaron hasta Magallanes durante el siglo pasado en busca de mejores destinos.

Esta cuarta versión ratificó que se trata de un espectáculo probado, con una magnífica organización y con un nivel superior respecto de su calidad, pues todos los años llegan a orillas del estrecho los máximos exponentes a nivel mundial de esta música. Así, asistir al encuentro celta constituye, sencillamente, un privilegio.