Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García
EDITORIAL

Estatuto para el Desarrollo de Magallanes

Existe consenso respecto de que el conjunto de leyes de excepción ha sido un elemento importante para impulsar el progreso de la zona, si bien con el paso del tiempo su efecto en términos de atraer inversiones y promover nuevos negocios no ha sido tan sustancial.
[…]

Por La Prensa Austral miércoles 30 de diciembre del 2015

Compartir esta noticia
102
Visitas

Existe consenso respecto de que el conjunto de leyes de excepción ha sido un elemento importante para impulsar el progreso de la zona, si bien con el paso del tiempo su efecto en términos de atraer inversiones y promover nuevos negocios no ha sido tan sustancial.
También se ha hecho abuso de estos instrumentos y existen demandas en términos de traspasar el beneficio monetario a los trabajadores, como podría ser el ex 889 o bonificación a la contratación de mano de obra.
Por ende, en sucesivos gobiernos durante la última década se ha planteado la necesidad de revisar estas normas excepcionales y, de hecho, se han adoptado algunas modificaciones a fin de permitir que la existencia de estas leyes genere un nuevo impulso productivo. Sin ir más lejos, el pasado gobierno de Sebastián Piñera realizó tal trabajo y, con bombos y platillos, se anunció la renovación de estos instrumentos.
Sin embargo, la nueva administración estimó necesario iniciar otro proceso de análisis y cambio. Hizo suya una vieja idea de contar con un estatuto que refunda en un solo cuerpo legal todas estas leyes y ya tiene listo el anteproyecto de Estatuto para el Desarrollo de Magallanes.
Este trabajo, según lo que se ha conocido, consideró cinco líneas principales de acción que se resumen en el perfeccionamiento del régimen preferente para el territorio al sur del estrecho de Magallanes, con una exención amplia del Iva en Tierra del Fuego y la provincia Antártica, liberar del impuesto de primera categoría, sin importar la actividad ni el tamaño de la empresa y se quitará la actual exigencia de tener que adicionar un 25% de valor agregado.
Un tratamiento especial para el sector turismo y un enfoque en la provincia de Ultima Esperanza, creando un fondo especial para esto; reenfocar el apoyo fiscal para las pequeñas y medianas empresas, generando, también, un fondo de capital de riesgo, son parte de el segundo y tercer lineamientos.
Ampliar la Zona Franca a los servicios y disponer de incentivos especiales para atraer a profesionales a la provincia Antártica son el cuarto y quinto pilares del referido estatuto.
Aún falta una última presentación a la ciudadanía de este trabajo. Ojalá tal sea la instancia para que quienes han reclamado que no han sido suficientemente escuchados puedan emitir sus posturas y que éstas sean sopesadas por el gobierno regional, a fin de que el texto que se eleve a la Presidenta Michelle Bachelet contenga los instrumentos requeridos para un mayor desarrollo regional.