Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda
EDITORIAL

Extravío y deceso de turista en el Parque Nacional Torres del Paine

Por La Prensa Austral miércoles 7 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
370
Visitas

– … También este caso encendió una alerta sobre la necesaria coordinación y traspaso de antecedentes entre Conaf y la empresa que tiene la concesión de algunos campamentos.

El Parque Nacional Torres del Paine ha estado en la palestra en el último tiempo por las noticias y antecedentes de diversos problemas que está enfrentando y que no han hallado buena resolución. Ello, en cuanto a la sobrecarga de turistas, al ingreso en las porterías y el efectivo control de éste, las reservas y pernoctaciones, el cierre momentáneo de algunas rutas por el mal tiempo y el crecimiento de los cursos.

Cierta polémica se ha despertado en torno al anuncio –que se ratificará mañana- de la próxima venta de entradas por Internet.

Pero y siendo mucho más sensible, también el parque ha dado de qué hablar en materia de seguridad, pues los turistas mantienen costumbres irresponsables como hacer fogatas o desviarse de los senderos.

En este último punto, se ha debido lamentar la muerte de visitantes, como, recientemente, una mujer australiana en octubre del año pasado y el extravío desde entonces de una alemana, quien aún no es hallada. Respecto de un caso reciente, el del joven chileno-estadounidense Alexander O’Connor Cordua, perdido al interior del Paine desde el 21 de enero, ayer se expandió la temida noticia de que se encontró su cuerpo en el sector del glaciar Grey, en una zona de difícil acceso.

Está claro que se trata de un recinto que tiene zonas escarpadas y muy peligrosas, por lo que se requiere extremar las medidas de control respecto al acceso, al cumplimiento de recorridos informados y a la salida del recinto. Parecen acciones a intensificar la entrega de información oportuna y la verificación el equipamiento de los turistas, así como dotar al parque de un mayor número de funcionarios de Conaf para que puedan vigilar y fiscalizar las rutas internas y el cumplimiento de las normas por parte de los turistas.

Pero, también este caso encendió una alerta sobre la necesaria coordinación y traspaso de antecedentes entre Conaf y la empresa que tiene la concesión de algunos campamentos.