Necrológicas
  • Sergio Enirque Rivera Pizarro
  • Marta Figueroa vda. de Nazar
  • Manuel Joaquín Dehays Bilbao
  • Eligio del Carmen Cárdenas Arismendi
  • Rodrigo Vásquez Alvarez
  • José Oscar Llancapani
  • Bernardo Zenteno Zenteno
EDITORIAL

Falla en el sistema de protección a niños y adolescentes

Por La Prensa Austral viernes 12 de octubre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
88
Visitas

Chile es un país que maltrata a sus niños y niñas. Magallanes es una región donde se reproduce tal maltrato y donde se están registrando a diario casos de abusos y violaciones sexuales, agresiones físicas y psicológicas y explotación sexual comercial.

Todo esto da cuenta de cuán involucionados estamos como sociedad y cuán ajenas están las instituciones y los sistemas del imperativo de generar condiciones para que nuestros hijos se desarrollen en un ambiente de respecto y de resguardo total. Idem frente a aquellas situaciones en que tienen que operar protocolos y medidas de protección especial. Sólo baste recordar las muertes y los vejámenes sufridos por los niños internados en hogares del Sename y en casas adscritas a este servicio.

Ahora, la comunidad magallánica está nuevamente ho-rrorizada por la violación que sufrió un alumno de sólo diez años de un colegio salesiano, siendo acusado como presunto autor, un adulto ex pareja de la madre biológica de este niño.

El hecho resulta inconcebible, pero más incomprensible es que éste -según relato del niño- se haya registrado al interior del establecimiento educacional y que allí nadie haya advertido lo que estaba sucediendo ni se haya prestado el socorro inmediato.

Como agravante -si es que ya el hecho por sí mismo no fuera terrible- es que el estudiante forma parte, desde hace cuatro meses, del Programa de Familia de Acogida Especializada (Fae), que depende de la Fundación Esperanza, el cual atiende a niños, niñas y adolescentes separados de su medio familiar por vulneraciones graves de sus derechos.

Nuevamente se falló como sociedad, pues ni el establecimiento educacional ni el programa ni los tribunales de Familia en sí lograron resguardar a este niño.

Las instituciones mencionadas tendrán que revisar profundamente sus sistemas y protocolos y, en particular, los establecimientos educacionales de Magallanes tendrán que abordar la situación sucedida para adoptar determinaciones que permitan que todos sus estudiantes se sientan y estén realmente resguardados al interior de sus dependencias.