Necrológicas
  • Elvira Vásquez Alvarado
EDITORIAL

Falta de espacio para comercializar productos agrícolas

Por La Prensa Austral viernes 23 de noviembre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
75
Visitas

Ostensible ha sido el desarrollo que ha tenido la agricultura en estos últimos dos años en Magallanes, gracias, principalmente, al convenio celebrado entre Indap y el gobierno regional, el cual posibilitó invertir tres mil millones de pesos.

Esta inédita inversión se ha traducido en incorporar nuevas maquinarias y tecnologías más modernas, enfrentar los problemas de escasez de agua, construyendo pozos y/o adoptando sistemas de riego, a la vez que cientos de pequeños agricultores han sido capacitados y han podido integrarse a giras técnicas al extranjero. Una de estas experiencias fue el reciente viaje a Almería, España, una localidad costera en la provincia de Andalucía, que se ha hecho famosa por generar una verdadera revolución hortofrutícola en un lugar extremadamente seco, apostando por el uso masivo de invernaderos y nuevas tecnologías.

Estas experiencias y mayor inversión han redundado en un incremento de la producción y la diversificación de ésta. Sin embargo, todo este esfuerzo está enfrentando una gran problemática: la falta de un centro hortofrutícola para comercializar las cosechas de la temporada.

Ante el sueño postergado a raíz de decisiones de las autoridades de turno, los agricultores han tenido que estrenar modalidades de emergencia para poder ofrecer sus productos. Así, han usado diversos espacios de edificios públicos para hacer ferias itinerantes. Hoy, de hecho, habrá dos puntos de comercialización por breves horas.

Uno de los grandes problemas del cual debe hacerse cargo la región es el alto índice de obesidad que tiene Magallanes. Esto sólo puede enfrentarse con mayor actividad física y hábitos de alimentación saludable. Una respuesta a esta situación es el trabajo que ha estado desarrollando Indap al potenciar y apoyar la agricultura familiar campesina, pues ella es proveedora constante de productos sanos y naturales.

Ojalá, las autoridades de Magallanes entiendan que hay que valorar este proyecto y que aquí se replique lo que escucharon agricultores natalinos en Almería: “Un tomate puede albergar tanta tecnología como un Ferrari”.