Necrológicas
EDITORIAL

Falta de hogar para resguardar a niños con vulneración de derechos

Por La Prensa Austral domingo 16 de julio del 2017

Compartir esta noticia
61
Visitas

– Resulta importante el pronunciamiento que formularon las juezas del Poder Judicial de Magallanes, quienes se unieron para clamar por un hogar que brinde amplia protección a niños que hoy están sufriendo el abandono, maltrato y
abusos de sus padres y de terceras personas.

Tras décadas y décadas de silencio, la presión pública obligó al Servicio Nacional de Menores (Sename) a iniciar y entregar el resultado de una indagatoria que determinó que murieron 616 menores y adolescentes que estaban a su cuidado y el de órganos colaboradores entre 2005 y 2016.

De este luctuoso registro, 210 menores fallecieron mientras vivían en una residencia o centro de reclusión manejados directamente por el servicio y, de éstos, 113 presentaban algún grado de discapacidad. Los otros 406 habían sido derivados a entidades colaboradoras.

Lo paradojal e inadmisible es, precisamente, que se trata de menores y adolescentes que el sistema judicial saca de sus familias porque están sufriendo vulneración de sus derechos, desarraigo que tiene por finalidad proporcionarles un hogar en el  que puedan vivir resguardados y donde se les cuide integralmente. Sin embargo, ha sido, en varios casos, la misma vulnerabilidad y pobreza material y social de sus progenitores la que se ha usado para seguir agrediéndolos, a tal punto que han encontrado la muerte en tales centros.

Esto gatilló un fuerte cuestionamiento social y político, que nos debe llevar a reflexionar si lo sucedido ante los ojos de todos es el resultado de que, en rigor, a nadie le importa la suerte de estos menores.

Por ello, resulta importante el pronunciamiento que formularon las juezas del Poder Judicial de Magallanes, quienes se unieron para clamar por un hogar que brinde amplia protección a niños que hoy están sufriendo el abandono, maltrato y abusos de sus padres y de terceras personas. Actualmente, hay 93 niños con medidas de internación dispuestas por alguno de los juzgados de Familia de la zona, cifra que supera las 70 plazas que entregan tres medios existentes en la región.

Parece que, a la luz de todo lo que se ha expuesto nacional y regionalmente, este requerimiento no puede seguir chocando con la indiferencia del gobierno ni de los parlamentarios magallánicos.