Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda
EDITORIAL

Festival Folclórico en la Patagonia

Por La Prensa Austral lunes 27 de agosto del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
122
Visitas

Con varias décadas de existencia, el Festival Folclórico en la Patagonia sigue siendo el gran evento artístico y musical de Magallanes, que tiene en su haber memorables jornadas y del cual han surgido importantes artistas nacionales y regionales.

Por su escenario, han pasado también grupos y solistas vigentes en cada época brindando espectáculos que, sobre todo antaño cuando la región sufría de un mayor aislamiento, no estaban al alcance de una buena parte de los magallánicos.

Cada año también se ha ido aprendiendo de las falencias de la organización y se han buscado ajustes para entregar al público un gran show, tanto como se ha alentado que compositores regionales, nacionales y extranjeros se interesen por enviar sus canciones para elevar el nivel de la competencia.

Este año en particular, se tiene que agradecer que, junto con el esfuerzo del municipio y de las empresas que apoyaron esta iniciativa, se cumplió con el propósito de iniciar cada jornada dentro de los horarios establecidos, a fin de subsanar uno de los grandes peros del certamen, cual era la extensión insufrible de las presentaciones y, por ende, el cierre a altas horas de la madrugada.

Pero, llegó la hora de que el Festival Folclórico en la Patagonia se atreva a jugar en las ligas mayores. Habiendo sido un certamen pionero, fruto del anhelo de un par de “locos” que tuvieron como mérito precisamente soñar que las voces chilenas y argentinas se unieran en el confín del mundo, hoy vemos como competencias de otras comunas están brillando en la escena nacional, no sólo por la calidad de los artistas que ofrecen sus parrillas programáticas, sino porque han apostado por trascender usando como herramienta las transmisiones radiales y televisivas de envergadura nacional.

Esto requiere conformar una comisión de nivel, pero, ineludiblemente, demanda una mayor inversión y absoluta transparencia en el uso de los recursos.