Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia
EDITORIAL

Impacto negativo del paro docente

Por La Prensa Austral domingo 8 de julio del 2018

Compartir esta noticia
131
Visitas

Sólo impactos negativos está teniendo el paro de “brazos caídos” que protagonizan los profesores adscritos al sistema municipal de enseñanza en Punta Arenas a escasos días de cumplirse dos meses del paro de “brazos caídos”.

Nadie objeta que el reclamo de los docentes tiene total validez, pues la Corporación Municipal les adeuda millonarias sumas en cotizaciones previsionales y de salud impagas, así como cuotas de créditos celebrados con cajas de compensación, dineros que les han sido descontados, pero que no han sido pagados en las correspondientes instituciones.

Dos han sido las consecuencias inmediatas de esta prolongada movilización. La primera deriva de la inasistencia a clases de los alumnos, pues menos del 40% de los estudiantes ha estado asistiendo a sus colegios. Esto se ha traducido en la pérdida de $1.600 millones para la Corporación Municipal. Dineros que, en la actual crisis financiera, resultan muy relevantes y es un verdadero despropósito perderlos.

La otra repercusión negativa es que, producto de esta paralización y la inexistencia de un plan claro y con un calendario definido de recuperación de clases, muchos apoderados han resuelto sacar a sus hijos de los colegios municipalizados y matricularlos en establecimientos particulares subvencionados.

Hasta el viernes, 169 familias habían optado por cancelar la matrícula de sus pupilos en el sistema municipalizado, lo cual gravará más el déficit municipal y tendrá repercusiones respecto de la planta de funcionarios, pues será necesario ajustar dotaciones en cada colegio. Una vez más, reaparecerá el fantasma de la temida y resistida fusión de establecimientos.

A más de 50 días de paralizaciones, el Colegio Comunal de Profesores ha dicho que quiere retomar la mesa de diálogo para destrabar “pronto” el conflicto, pero no se ha pronunciado sobre la forma en que se reparará el daño causado a los menores y jóvenes que estudian en colegios municipalizados que son, en suma, los hijos de las familias de medianos y más escasos recursos económicos de la comuna.