Necrológicas
  • Andrés Nicolás Pivcevic Rajcevic
  • Eduviges del Carmen Unquen Unquen
  • Lucía Ruiz Bustamante
  • Rubén Rosales Loaiza
EDITORIAL

Imprescriptibilidad de delitos sexuales contra los niños

Por La Prensa Austral viernes 5 de abril del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
51
Visitas

En el discurso, siempre se dice que los niños son el futuro de un país y que en el entorno familiar y social se les debe tratar con respeto, asegurándoles las condiciones para que tengan una vida sana y feliz.

No obstante, la realidad dista mucho de aquello y, en general y -más allá de la retórica, las leyes y las buenas intenciones- en nuestro país y en la región, en particular, se maltrata mucho a los menores.

Uno de los aspectos en que poco se había avanzado se relaciona con los abusos sexuales y violaciones, ocurriendo la mayor parte de ellos en el propio hogar y siendo los victimarios parientes y gente cercana a la familia.

El escándalo que todavía tiene sumida a la Iglesia Católica chilena bajo la maldición de la caja de Pandora ha permitido avanzar en destapar redes eclesiásticas que por décadas habían operado no sólo en completa impunidad, sino que teniendo como cómplices activos y/o pasivos a los obispos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada cinco niñas en el mundo sufre abuso sexual. En el caso de los niños, uno de cada trece es objeto de este tipo de agresiones.

En la víspera y por unanimidad, se aprobó en el Senado el proyecto de ley que declarará imprescriptible los delitos sexuales contra menores. La moción parlamentaria deberá ahora ser analizada en la Cámara de Diputados en su segundo trámite.

Esta iniciativa, de ser ratificada en la Cámara Baja, permitirá poner en su real dimensión a este tipo de delitos, al ser éstos de extrema gravedad. A la vez, facilitará a las víctimas poder denunciar a los victimarios cuando se encuentren realmente preparados para hacerlo y enfrentarlo, sin que se pueda apelar a la prescripción.

Esta norma conllevará un valor reparatorio y, si bien no tendrá carácter retroactivo, sí debe ser vista como una apuesta a futuro y una acción concreta de resguardo de nuestros niños.