Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría
EDITORIAL

Indemnización a damnificados por el desborde del río de las Minas

En junio de 2013, la Agrupación Ciudadanos Damnificados Aluvión (Acda) interpuso una demanda civil en la Corte de Apelaciones, solicitando que se realizara una acción reparatoria de los daños que sufrieron sus asociados a raíz del desborde del río de las Minas, ocurrido en marzo de 2012.
[…]

Por La Prensa Austral sábado 16 de enero del 2016

Compartir esta noticia
243
Visitas

En junio de 2013, la Agrupación Ciudadanos Damnificados Aluvión (Acda) interpuso una demanda civil en la Corte de Apelaciones, solicitando que se realizara una acción reparatoria de los daños que sufrieron sus asociados a raíz del desborde del río de las Minas, ocurrido en marzo de 2012.
Ello, después de que, en la mayoría de los casos, las familias afectadas sintieran que, desde el Estado, no se había obrado en forma correcta y que se habían paliado sólo en parte los inmensos destrozos que el aluvión provocó en sus casas y oficinas comerciales, así como que todo lo vivido implicó un gran perjuicio emocional.
Finalmente, este 8 de enero, la jueza Isabel Zúñiga Alvayay, del Tercer Juzgado de Letras de Punta Arenas, emitió su fallo, en el cual acogió la demanda estableciendo que hubo responsabilidad de diversas instituciones, en cuanto debieron haber prevenido el desborde de las aguas del principal afluente que cruza la ciudad.
En su argumentación, la magistrado expuso que, sin desconocer que la causa principal de lo sucedido fue la lluvia incesante, hubo factores variables que influyeron en que, tras la crecida del caudal, las aguas se desbordaran.
Esto la llevó a determinar, entonces, que hubo responsabilidad de los demandados, es decir, el Fisco, la municipalidad de Punta Arenas y el gobierno regional, por el daño moral que lo sucedido provocó en estas familias y les condenó a pagar un monto de 15 millones de pesos a cada uno de los que interpusieron la demanda, si bien rechazó el escrito en cuanto a la solicitud de indemnización de perjuicios por concepto de daño emergente y lucro cesante.
Aunque se trata de un fallo de primera instancia, el dictamen de la jueza es importante, en cuanto acoge un reclamo ciudadano, respecto de un aluvión que -por diversas razones- terminó afectando cerca de 100 hectáreas del centro-oriente de la ciudad.
Una vez más se demuestra que, ante el accionar negligente y poco eficiente de diversos organismos del Estado, sólo la denuncia y la concertación ciudadana logran forzar que muchas jefaturas cumplan con sus funciones y/o sean forzadas a resarcir.
Ante ello, es importante que las puertas judiciales estén abiertas para atender las quejas de los vecinos y disponible para buscar que haya algún grado de reparación.