Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre
EDITORIAL

Indulto para condenados por crímenes de lesa humanidad

Por La Prensa Austral martes 7 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
121
Visitas

Consternación provocó en el mundo de las víctimas y familiares de presos políticos, torturados y desaparecidos durante la dictadura militar la decisión de la Segunda Sala de la Corte Suprema de acoger los recursos de amparo presentados por ex agentes del Estado condenados por crímenes de lesa humanidad, tanto como el reconocimiento a su favor del derecho de libertad condicional.

El pronunciamiento de la corte beneficia a personas recluidas en Punta Peuco y en Colina 1. Todos habían sido condenados por torturas, secuestros y homicidios en distintos juicios, existiendo vinculación con situaciones tan atroces como la Caravana de la Muerte y la desaparición de tres ciudadanos uruguayos.

La decisión se basó en informes psicológicos practicados a estos reos y su ostensible deterioro físico.

El fundamento de aquello resulta totalmente inadmisible para las agrupaciones de Derechos Humanos, las que a lo largo del país marcharon el viernes pasado para expresar su absoluto repudio. Para las víctimas y sus familiares, lo resuelto por la Corte Suprema es sencillamente una burla y no es más que tender un nuevo manto de impunidad, esta vez legalizada a través del máximo tribunal de Justicia del país.

Esto ha llevado a estas esferas de los DD.HH. y a partidos como el PPD y el PS a anunciar medidas tendientes a revertir esto, como elevar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y juntar firmas en el Congreso para abrir una acusación constitucional en contra de los ministros integrantes de la referida sala.

Lo sucedido nuevamente divide a los chilenos y reabre el debate respecto de si los condenados por crímenes de lesa humanidad tienen derecho a acceder a indultos o acceder a ciertos beneficios y si merecen clemencia aun cuando ellos no la tuvieron con sus víctimas.