Necrológicas
  • Haidee Correa Norambuena
  • Antonio Martinic Vrandesic
  • Nolberto Villarroel Barría
  • Beba Babaic Smith
  • Ramón Rosales Gutiérrrez
EDITORIAL

Ingreso de drogas a Magallanes

Por La Prensa Austral sábado 15 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

A principio de esta semana, el alcalde de Puente Alto y presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, Germán Codina, quiso llamar la atención sobre el avance de las redes del narcotráfico en poblaciones, principalmente, de la Región Metropolitana.

Realizó una relación negativa entre el desvío de fuerzas policiales a tener que combatir el vandalismo y los desórdenes que han venido de la mano de las manifestaciones sociales y el empoderamiento de ciertos grupos de vastos sectores comunales.

La preocupación del edil no deja de tener cierto asidero y, ciertamente, debe estar siendo analizada por los organismos encargados de cuidar el orden y la seguridad del país.

Lo que está sucediendo en otras zonas de Chile no tiene que ser mirado con demasiada displicencia a nivel regional, ya que las estadísticas están demostrando cómo el ingreso de drogas sigue creciendo y cómo la oferta de éstas se amplía.

En la víspera, la PDI informó de una operación conjunta con Santiago, la cual permitió desbaratar el ingreso a Punta Arenas de pastillas de MDMA, más conocida como “éxtasis”, avaluadas en más de 18 millones de pesos.

Se incautaron 914 pastillas de esta droga sintética, que es promovida principalmente en pubs y locales de fiestas nocturnas. Es decir, el público objetivo es más bien juvenil, lo cual resulta aún más preocupante.

Sólo considerando esta sustancia, el cuadro estadístico es decidor: en 2015, 2016 y 2017, la PDI no registra incautaciones de “éxtasis”, pero en 2018 figura el decomiso de 58 pastillas y, el año pasado, de 433.

La última operación en comento ya más que duplica la cantidad de mercadería incautada, siendo que recién estamos en febrero de este año.

El ingreso de droga y su comercialización es uno de los temas que ameritan que las dos policías y sus organismos de inteligencia se coordinen, amén de una acción rotunda del Ministerio Público y los tribunales. Desviar esfuerzos en contener desmanes y vandalismo en nada aporta a este tipo de labores que son más prioritarias respecto de la salud pública y la seguridad.