Necrológicas
  • Alejandro Carlos Mijalic Neracher
  • Olga Nelly Yánez Yáñez
  • Alicia Correa de Peña y Lillo
  • José Guillermo Arancibia A.
EDITORIAL

Inversión en bases chilenas en la Antártica

Por La Prensa Austral domingo 3 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
84
Visitas

El viernes, una gran comitiva, encabezada por la intendenta María Teresa Castañón, se trasladó hasta la isla Rey Jorge para conmemorar los 24 años de existencia de la base científica Profesor Julio Escudero, que pertenece al Instituto Antártico Chileno (Inach).

Estas dependencias forman parte de las bases permanentes que mantiene Chile en la Antártica y están ubicadas en la península Fildes.

Si bien fue fundada el 5 de febrero de 1995, tiene como antecedente la instalación de algunos contenedores metálicos para prestar apoyo a estudios científicos que se estaban realizando en la zona.

Pese a ser tan importante, pocos chilenos –y también la mayoría de los magallánicos- desconocen por qué se la denominó Profesor Julio Escudero. La ley Nº19.462 consagró este nombre en honor al jurista que redactó el decreto que fijó los límites del territorio antártico chileno.

A 24 años de su existencia formal, esta base está próxima a cumplir su vida útil y esto fue manifestado por el director del Inach, Doctor Marcelo Leppe, quien destacó que la Dirección de Presupuestos otorgó $470 millones para iniciar estudios que permitan la renovación de las bases Escudero, Yelcho y Carvajal.

El director del Inach remarcó la importancia de tal inyección de recursos al hacer ver que con ello se consolidará una Red Antártica de Plataformas Científico-Logísticas de miles de kilómetros de extensión, partiendo por la sede del instituto en Punta Arenas y culminando en el glaciar Unión.

En este contexto, la intendenta Castañón anunció que se deben remozar y actualizar las bases chilenas en la Antártica y, además, reparar el muelle, todo lo cual demandará una inversión que sobrepasa los $100 mil millones.

Chile debe reforzar su presencia en el continente helado renovando cada base, realizando ampliaciones y dotándolas de instrumental, equipos y laboratorios más modernos.

En este aspecto, luego de haber sido pionero en materia de presencia y protección de este territorio al ser uno de los países signatarios del Tratado Antártico, Chile no puede ahora ceder gratuitamente su posición frente a otras naciones.