Necrológicas
  • Juan Fermín Purralef Montalva
EDITORIAL

“La marcha más grande de Chile”

Por La Prensa Austral sábado 26 de octubre del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

Nuevamente, los chilenos salieron ayer a las calles a manifestarse en cada ciudad a lo largo y ancho del territorio nacional. En particular, la concentración en torno a la Plaza Italia en Santiago fue impactante porque reunió a un millón doscientas mil  personas, según cifras entregadas por la intendencia metropolitana.  En familia y en forma pacífica, todos marcharon por las principales arterias de la capital, incluyendo su paso frente a La Moneda.

Las imágenes aéreas se replicaron en todos los medios de comunicación y redes sociales, concitando también toda la atención internacional. La multitudinaria manifestación se ganó el calificativo de “la marcha más grande de Chile”.

La jornada comenzó con la temprana columna de camiones y taxis que ocuparon las autopistas que circundan la capital. “No+Tag” obligó al subsecretario de Transportes a tener que constituirse en las calles para parlamentar con los dirigentes de este movimiento y a convenir una cita con ellos y los representantes de las concesionarias. Camioneros y taxistas sólo pidieron algo: “Un diálogo transparente”.

Así se sumó otro petitorio al gran clamor social para que el gobierno, los parlamentarios y los grandes empresarios entiendan que el grueso de la población chilena está diciendo: “¡Basta!”.

En Magallanes, también la gente volvió a auto convocarse y dio otro ejemplo de ejercicio democrático.

¿Qué está diciendo la gente? Que el gobierno, los legisladores y los empresarios deben actuar con celeridad para que se corrijan todas las pequeñas y grandes injusticias que tienen agobiadas a las personas.

Fue, sin duda, un día histórico. Lejos de bajar los brazos -como se esperaba tras el anuncio presidencial de la denominada agenda social- los habitantes de Chile y de Magallanes, en particular, siguen presionando.

La clase política y empresarial tiene que estar a la altura de estas manifestaciones. La gente común y corriente quiere, necesita cambios. El Presidente Piñera puede pasar a la historia como el mandatario que dé paso a un diálogo amplio, transversal y constructivo que lleve a enmendar las bases sobre las que se ha cimentado el actual sistema económico-social.