Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Peter Eladio Frías Gómez
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • María Patricia Vargas Fuentes
EDITORIAL

La necesaria renovación del rostro de Punta Arenas

Por La Prensa Austral viernes 23 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
105
Visitas

Punta Arenas, ciudad turística por esencia, tiene que renovar su rostro y adaptarse para dar respuesta a las expectativas y demandas de los turistas tanto como de sus habitantes.

Ello implica “pensar” la ciudad y establecer un plan de corto, mediano y largo plazo, con obras y medidas que la hagan más atractiva, funcional y amable. Demás está decir que aquello tiene que ir de la mano de una inversión sostenida en el tiempo, que considere los proyectos de remodelación y adelanto y, también, de su administración y posterior mantenimiento.

Es, en tal sentido, que se ha celebrado la propuesta municipal de “soñar” una Punta Arenas distinta, dando espacios a los profesionales convocados para garabatear ideas y prediseñar algunas iniciativas.

A poco andar, de tal ejercicio se están viendo los frutos, como ha sido la presentación del proyecto para construir un centro de visitantes y un ascensor en el Cerro de la Cruz, sector medular de la ciudad. Mayores detalles de estas obras fueron expuestos en la víspera a los integrantes del Concejo Municipal.

La etapa de diseño será licitada para que una consultora se haga cargo de afinar los trazos de estos proyectos, demandando una inversión estimada de $350 millones. Para ejecutar los dos trabajos se requerirán unos $8 mil millones.

La conmemoración de los 500 años del descubrimiento europeo del estrecho de Magallanes puede ser el marco propicio para que el alcalde de Punta Arenas gestione una millonaria inversión que haga florecer a la ciudad, dotándola de obras como las antes señaladas. Mucho más cuando tendrá a su favor la correspondencia política del gobierno de Sebastián Piñera que asumirá en marzo próximo.

La única salvedad es que todos los proyectos tienen que estar acordes con el necesario respeto y el cuidado del patrimonio arquitectónico regional.