Necrológicas
  • Carlos Warner
  • Filomena Cárcamo
EDITORIAL

La necesidad de crear mayor conciencia para la donación de órganos

Por La Prensa Austral viernes 24 de noviembre del 2017

Compartir esta noticia
102
Visitas

Aunque se han e-
fectuado varias campañas en tal sentido, aún siguen muriendo en Chile muchas personas que requieren en forma urgente un trasplante de órgano. Esto, porque los ciudadanos no han tomado mayor conciencia respecto de la necesidad de, en una decisión altruista, inscribirse como donantes.
Precisamente, en días pasados se celebró el Día Nacional del Trasplante en Chile, que se instauró el 22 de noviembre en recuerdo de igual día y mes, pero de 1966, cuando un equipo médico del hoy Hospital Clínico de la Universidad de Chile (entonces llamado Hospital José Joaquín Aguirre) realizó el primer procedimiento de esta naturaleza gracias a la donación de un riñón a un paciente insuficiente renal de 42 años.
Hoy, este tipo de cirugía es habitual y, con los años, se ha ido disminuyendo el riesgo gracias a una buena técnica quirúrgica, lo cual ha permitido que muchas personas puedan recobrar una existencia sana. Además, la sobrevida de los intervenidos sobrepasa los cinco años.
En la víspera, nuestro diario recogió el testimonio de un estudiante salesiano que recibió un trasplante renal, lo cual le cambió totalmente la existencia. Ello, gracias a que una mujer decidió ser donante en vida y su familia respetó su deseo al momento de fallecer.
El drama que experimentan cientos de chilenos y magallánicos, en particular, que requieren recibir un órgano sano también llevó a que se estableciera el Día Nacional del Donante, celebrado el 27 de septiembre en memoria de Pamela Toledo, una niña de 12 años, quien falleció en 1995 producto de un accidente vascular y que en vida había expresado su voluntad de ser donante. En su muerte, la madre de ella, pese a su propio dolor, optó por respetar la voluntad de la menor. Con tal decisión, perpetuó su existencia al convertirla en un verdadero símbolo de solidaridad, sobre todo para la juventud.
Como magallánicos, debemos tomar conciencia de la importancia de ser donante. Es un acto voluntario, gratuito y altruista que no sólo cambia la existencia de quien es sometido a un trasplante, sino que, en muchos casos, da vida a quién está esperando por un órgano.