Necrológicas
EDITORIAL

Lamentable cierre de investigación sobre “acarreos”

Por La Prensa Austral domingo 14 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
155
Visitas

A poco más de una semana de que se inicie una nueva campaña electoral, esta vez de cara a los comicios municipales, se dio a conocer la decisión del Ministerio Público de cerrar judicialmente el caso de “acarreos” en la comuna de Laguna Blanca.
El 26 de octubre de 2012, la denuncia había sido entablada por Luis Silva Figueroa, quien falleció en enero de 2014, pero que en dicho año electoral era candidato independiente a la alcaldía de Laguna Blanca.
El querellante perseguía con esto evitar que se cometiera una alteración electoral en dicha comuna, a sólo dos días de que se verificara el proceso eleccionario.
Esta situación no sólo se registró en Laguna Blanca, sino que también surgieron otras acusaciones sobre la inscripción en el padrón electoral de personas que no viven en las comunas a las cuales fueron a votar.
La opinión pública y la Fiscalía conocieron casos en que era ostensible e indesmentible el “acarreo”, siendo la primera alerta el crecimiento en un 100% del padrón electoral desde la pasada elección de 2008.
Numerosas personas acreditando domicilio en una sola casa, en una agrupación vecinal o en una escuela, otras tantas que, al momento de ser llamadas para justificar la dirección entregada, plantearon que solían ir los fines de semana y quedarse en una carpa a la vera de la carretera…
El propio Silva declaró que no conocía a 34 personas que habían dado como su domicilio la dirección de su propio hogar en el kilómetro 53 del Cruce Phillippi.
Se estaba, así, ante un claro caso de “acarreo” y, por ello, es lamentable que una investigación de esta naturaleza, pese a todas las pruebas expuestas, no haya sido capaz de proporcionar las pruebas necesarias para acreditarlo.
Sólo cabe esperar que ahora, que se han introducido algunos cambios al sistema electoral y otorgado mayores atribuciones a los organismos pertinentes, se pueda poner atajo a esta práctica que, en varios casos, está vinculada con el delito de cohecho.