Necrológicas
  • María Bernilda Díaz Oyarzo
EDITORIAL

Legislación y equidad de género

Por La Prensa Austral martes 10 de marzo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El domingo pasado, millones de mujeres salieron a las calles en el país para marchar por sus derechos. En tal contexto, pasó casi inadvertido el anuncio que realizó el Presidente de la República, Sebastián Piñera, respecto del envío al Congreso de dos proyectos de ley. El Mandatario dijo que estas iniciativas ingresarían esta semana a trámite legislativo.

Uno de estos proyectos se refiere a un problema social que no se ha podido solucionar y que tiene a las mujeres como las víctimas: las agresiones físicas contra el segmento femenino de la población que, en demasiados casos, terminan en femicidio.

De hecho, el mismo domingo, mientras se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer, el incendio de una vivienda poblacional en Punta Arenas derivó en un macabro hallazgo: al interior del hogar estaba el cuerpo de una mujer, con evidentes signos de violencia.

La iniciativa gubernamental quiere aportar a la prevención de los femicidios a través de un sistema de monitoreo telemático con el fin de proteger a potenciales víctimas de violencia intrafamiliar.

El otro mensaje apunta a que se incorpore a los deudores de pensiones de alimentos al boletín comercial o Dicom.

Igualmente, Piñera se comprometió a colocar suma urgencia a dos iniciativas que están actualmente en el Congreso. La primera persigue terminar con la discriminación en materia de administración conyugal, mientras que la segunda elimina la espera de 270 días para que las mujeres puedan volver a contraer matrimonio.

Estos anuncios fueron cuestionados por la oposición, la que dijo que no se trata de proyectos nuevos, sino de varios que ya se están tramitando en el Congreso.

Si bien la crítica puede ser certera, a lo menos -y siempre buscando rescatar lo positivo- se tiene que valorar que a un par de estas iniciativas se le coloque suma urgencia, pues ello obligará a que ambas estén despachadas dentro de 30 días y que no sigan durmiendo el sueño de los justos.

Lo relevante es que se siga avanzando en contar con una legislación más acorde a los nuevos tiempos y que proteja, de mejor manera, los derechos de las mujeres.