Necrológicas
  • Haidee Correa Norambuena
  • Antonio Martinic Vrandesic
  • Nolberto Villarroel Barría
  • Beba Babaic Smith
  • Ramón Rosales Gutiérrrez
EDITORIAL

Ley de Identidad de Género

Por La Prensa Austral sábado 28 de diciembre del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

La fecha de ayer, 27 de diciembre de 2019, pasará a los anales del país.

Un cambio histórico. Así ha sido definida la posibilidad que tienen desde ayer los habitantes de Chile de cambiar su nombre y sexo legales a partir de los 14 años, gracias a la entrada en vigencia de la Ley de Identidad de Género.

Esta normativa define la identidad de género como la convicción personal e interna de ser hombre o mujer, es decir, según la forma en que la persona se percibe a sí misma, la cual puede corresponder o no con el sexo y nombres verificados en el acta de inscripción de nacimiento. Esto -según dicha ley- podrá o no involucrar la modificación de la apariencia o de la función corporal a través de tratamientos médicos, quirúrgicos u otros análogos, siempre que sean libremente escogidos.

En las oficinas del Servicio de Registro Civil, se esperaba realizar ayer, al menos, 136 trámites de cambio de identidad de género y en los próximos días se deberán resolver otras 921 solicitudes.

En Magallanes, la entrada en vigencia de la nueva norma posibilitó que siete personas pudieran agendar una hora para realizar este trámite, que es sencillo y sin costo, si bien el único importe que se paga es el de los nuevos documentos, es decir, la cédula de identidad y/o pasaporte.

Esta ley tuvo una larga tramitación de cinco años en el Congreso y fue promulgada durante este gobierno. El pasado 16 de diciembre las oficinas del Registro Civil abrieron su agenda para anotar las reservas de hora para pedir el cambio de sexo registral.

Los adolescentes de entre 14 y 18 años podrán acceder a este derecho presentándose con sus padres o representantes legales en el Tribunal de Familia.

Los detractores de esta norma han esgrimido consideraciones valórico-morales, pero en ésta y otras demandas sociales el Estado debe actuar generando leyes y condiciones de equidad que salvaguarden los derechos de todos los habitantes del país.