Necrológicas
EDITORIAL

Libertad Mundial de la Libertad de Prensa

Por La Prensa Austral viernes 4 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

Naciones Unidas instituyó el 3 de mayo como Día Mundial de la Libertad de Prensa, la cual, pese al avance de los regímenes democráticos, sigue estando bajo amenaza.

En momentos en que en las últimas semanas el mundo ha sido testigo de la desaparición y muerte de periodistas en diversos países, desde la secretaría general de la Onu, se llamó a los gobiernos a impulsar la libertad de prensa y a proteger a los periodistas. “Promover una prensa libre es defender nuestro derecho a la verdad”, remarcó António Guterres.

De acuerdo a reportes de Periodistas Sin Frontera, más de un tercio de la población vive en países en donde, sencillamente, no hay libertad de prensa, entendida ésta como el conjunto de garantías que permite a un ciudadano o un grupo de ellos a formar sus medios de comunicación, entregando contenidos que no estén regulados ni censurados por los poderes del Estado.

Hoy, además, la prensa tradicional está bajo la fuerte presión de las empresas, las cuales ejercen una suerte de extorsión vía el avisaje que contratan y que, frente a la caída de la lectoría, resulta vital para la existencia de muchos de estos medios.

En países como Chile, no se habla mucho de la libertad de expresión y, por ende, de prensa, consagrada la primera en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Quizás, porque se cree que es una garantía plenamente vigente.

Sin embargo, aquí también resulta válida la reflexión propuesta por la Unesco para este año, bajo el lema “Los frenos y contrapesos al poder: medios de comunicación, justicia y Estado de derecho”, que busca centrar el análisis en cuestiones de los ‘mass media’ y en la transparencia de los procesos democráticos, la independencia y alfabetización del Poder Judicial y la responsabilidad de las entidades estatales frente al público.

Otro de los temas que amerita un examen urgente es el de los desafíos actuales de la libertad de prensa en línea y el nefasto impacto que representa el uso irresponsable de las redes sociales y de los medios online que distribuyen las denominadas “fake news” o noticias falsas.