Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García
EDITORIAL

Los imborrables sucesos acaecidos en Puerto Natales

Por La Prensa Austral martes 11 de julio del 2017

Compartir esta noticia
287
Visitas

Incomprensible, irracional y lamentable son tres calificativos que pueden usarse para referirse al hecho acontecido la madrugada del sábado, en que tres jóvenes fueron brutalmente agredidos en Puerto Natales y que dejó a uno de ellos debatiéndose entre la vida y la muerte.
Si ya toda violencia y agresión física no pueden ser admitidas ni justificadas bajo ningún concepto y circunstancia -salvo la defensa propia-, lo sucedido se presenta aún más inexcusable al haber estado dos carabineros involucrados en este acto criminal.
Al respecto, cabe valorar la pronta decisión del alto mando de dar de baja a estas personas, las que, más allá de lo que resuelva la indagatoria judicial, no son dignas de pertenecer a la institución que tiene precisamente por deber resguardar el orden y garantizar la seguridad de los habitantes del país.
Aún entendiendo la indignación que lo sucedido pudo haber provocado en la comunidad natalina, no se puede aceptar que esta furia se haya expresado en la acción colectiva de ir a apedrear el cuartel policial y que se haya agredido a 14 funcionarios de la entidad, entre hombres y mujeres.
Esto, porque se está respondiendo a la brutal agresión con la misma violencia criminal que se repudia. Al respecto, es pertinente citar las palabras del fiscal regional, quien replicó que “tomar la justicia por las propias manos no acarrea ningún resultado positivo”.
Lo sucedido en Puerto Natales es una jornada de violencia desmedida que nunca debió haberse vivido y, aunque muchos quisieran que pasara al olvido, debe servir para reflexionar sobre la forma en que todos se comportaron, agresores y vecinos, y por qué pueden darse tantas expresiones violentas en una comunidad pequeña y tradicionalmente tranquila como la natalina.
Además, aunque muchos quisieran borrar lo pasado, será indeleble para la familia de Gonzalo Muñoz del Campo.