Necrológicas
  • José Guillermo Alvarado Calisto
  • Daniel Salvador Paredes Carriel
  • Carlos Rivas Bórquez
  • Andrés Hernández Silva
  • Patricio Peñamonde Cárcamo
  • Olga Ibarra Henriquez
EDITORIAL

Ludopatía y autoexclusión

Por La Prensa Austral miércoles 15 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Respondiendo a la inquietud surgida en torno a personas que han caído en la ludopatía, desde mediados del año pasado, la Superintendencia de Casinos de Juegos (SCJ) implementó un mecanismo de autoexclusión voluntaria.

A cinco meses de la existencia de este mecanismo, el Registro Nacional de Autoexcluidos arrojó un listado de 1.489 casos en todos los casinos del país, de los cuales 568 corresponden a mujeres y 921, a hombres.

Estas cifras tienen un correspondiente regional y, según lo informado a este diario por la SCJ, en Magallanes hay 71 personas que voluntariamente han solicitado que se les prohíba el ingreso a las salas de juego de los casinos locales y del resto del país. De estos casos, 33 corresponden a mujeres y 38, a hombres.

La ludopatía es un trastorno sicológico que lleva a la persona que lo sufre a desarrollar una adicción al juego y que no sólo se transforma en una patología que la afecta a ella, sino que a todo su entorno. Como otras dependencias, quienes padecen este trastorno enfrentan una dificultad constante para controlar sus impulsos y, muchas veces, pese a sus esfuerzos y la disuasión de sus propios familiares recaen una y otra vez. En dichos casos, las relaciones personales y el patrimonio individual y los haberes del grupo familiar pueden verse fuertemente amenazados.

Es, por esto, que la medida adoptada por la Superintendencia de Casinos de Juego cobra mayor importancia, pues está destinada a salvaguardar la salud de las personas y darles una oportunidad objetiva de poner fin a un ciclo vicioso que puede generarle un grave daño emocional, familiar y pecuniario.