Necrológicas
  • Segundo Velásquez Pérez
  • Alberto Octavio Velásquez Pincol
  • Jaime Montaña Hernández
  • Ciro Jofre Niño de Zepeda
  • Claudia Hernández Ojeda
  • Jorge Eduardo González Díaz
EDITORIAL

Magallanes, sin Estado de Excepción

Por La Prensa Austral lunes 28 de octubre del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
91
Visitas

Las comunas de Punta Arenas y Puerto Natales estuvieron ayer entre las primeras del país en que se levantó el Estado de Emergencia, decisión presidencial que fue anunciada alrededor de las 17 horas por el intendente regional.

Como efecto más visible e inmediato, este alzamiento implicó el regreso a sus tareas normales del personal de las Fuerzas Armadas que fue requerido para auxiliar la labor de las policías respecto del resguardo del orden y la seguridad, al verse éstas sobrepasadas producto de los hechos de violencia y vandalismo perpetrados por unos pocos en el contexto de las multitudinarias manifestaciones.

La presencia de las FF.AA. en las calles pudo haber sido celebrada por algunos, sobre todo quienes estaban siendo víctimas de saqueos y destrucción de sus propiedades. Pero, para la mayoría de los chilenos fue un déjà vu, trayendo a la mente los tiempos feroces de la dictadura.

Varias de las medidas y anuncios de Piñera han sido desacertados y tardíos –como la solicitud de renuncia de sus ministros-. Por un momento, pareció que el Ejecutivo apostó al enfrentamiento social y al uso de la fuerza para aplacarlo, a fin de desvirtuar la justeza de las demandas sociales.

El discurso de los últimos días también ha sido burdo, en cuanto a apelar al perjuicio económico que están provocando estas movilizaciones. 

Lo cierto es que Piñera necesita que todo vuelva a la “normalidad”. Está en cuestionamiento la realización de las cumbres del Apec –que tiene fecha para tres semanas más y que congregará a los principales líderes del mundo- y de la Cop25, citada para diciembre para abordar el tema del calentamiento mundial.

Por lo pronto, los magallánicos celebramos estar sin Estado de Emergencia y la responsabilidad colectiva es a aislar a los violentistas y delincuentes mientras duren las manifestaciones.