Necrológicas
  • Gabriel Gonzalo Toledo Cárdenas
  • Adolfo Díaz Gloss
  • José Arturo Olavarría Velásquez
  • Víctor Serón Nail
EDITORIAL

Magallanes y salmonicultura

Por La Prensa Austral martes 9 de abril del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
120
Visitas

Algido ha sido el debate en torno a la expansión de la salmonicultura en Magallanes. Con apoyo de grupos ambientalistas y parlamentarios, las comunidades representantes del pueblo yagán y kawésqar se han expresado contrarias a dicha industria.

Organizaciones no gubernamentales han respaldado esta postura, alertando sobre la instalación de nuevos proyectos en la Reserva Nacional Kawésqar, que protege la zona marino – costera del parque nacional de igual nombre. En tanto ayer representantes de la comunidad de Puerto Williams se reunieron con miembros de la comisión de Medio Ambiente del Senado, grupo al cual presentaron antecedentes y conclusiones para que la salmonicultura sea excluida de dicha zona, que es parte de la Reserva Mundial de la Biósfera. En este último caso, los dardos han apuntado principalmente al inicio de la producción de la empresa Nova Austral en Cabo de Hornos.

Esta ofensiva ambientalista ha concitado la respuesta de la industria, la cual, a través de la entidad Salmonicultores de Magallanes, ha hecho ver que se ha blandido una serie de afirmaciones que son absolutamente falsas.

Dentro de los antecedentes entregados, destaca que en la región se produce el 12 por ciento de los salmones de Chile, con el diez por ciento de concesiones del país. La entidad gremial remarcó que la industria en Magallanes es distinta a la de otras regiones, pues ha pasado por un proceso de ordenamiento territorial significativo, luego de haberse escuchado la voz de distintos grupos de interés de la zona y habiéndose reducido en forma considerable los espacios para la acuicultura.

Las posturas son totalmente enfrentadas y parecen irreconciliables.

Quizás es hora de debatir seriamente cuál es la estrategia de desarrollo que se quiere para Magallanes y adoptar en conjunto definiciones vitales.

Pero, así como se debe resguardar el medioambiente y, quizás, adoptar decisiones radicales sobre excluir o no algunas actividades industriales en ciertas zonas geográficas de especial interés, también se requiere que las empresas tengan claridad y seguridades jurídicas a la hora de proyectar sus negocios y su crecimiento.