Necrológicas
EDITORIAL

Mayor desarrollo inmobiliario

Por La Prensa Austral jueves 4 de octubre del 2018

Compartir esta noticia
142
Visitas

Luego de un período de falta de terrenos para construir, la modificación del plan regulador comunal de Punta Arenas ha permitido allegar paños para realizar nuevos proyectos inmobiliarios. Al aporte que ha hecho al sector los proyectos basados en subsidios estatales para viviendas sociales, se suman las inversiones residenciales de privados de alta plusvalía.

Igualmente y según lo ex-puesto hace años por la Cámara Chilena de la Construcción, se comenzarán a ma-
terializar iniciativas para densificar el casco histórico de Punta Arenas y dar paso a edificaciones de mayor altura, teniendo en cuenta las disposiciones del referido instrumento planificador y el resguardo patrimonial.

Al interior de la ciudad, se han generado condominios que ofrecen mayor seguridad a sus moradores y, en sectores más periurbanos, se está dando paso a emprendimientos modernos y proyectos que usan energías renovables y más ecológicas.

Recientemente, también comenzó la preparación de terrenos para levantar un moderno edificio en plena Avenida Bulnes.

Pero, este verdadero boom inmobiliario no sólo está favoreciendo a Punta Arenas, sino que está cambiando el rostro de Puerto Natales, ciudad que ha experimentado una gran transformación de la mano del flujo turístico que ha demandado nuevos hoteles y hostales y más y mejores restaurantes y pubs.

Ahora, ha sido el propio alcalde natalino quien ha informado a la comunidad de una millonaria inversión en plena Costanera Pedro Montt, la que permitirá seguir hermoseando el borde costero de esa ciudad.

Se trata de una iniciativa privada para viviendas no sociales, destinada a compradores de mayor poder adquisitivo. El proyecto con-
sidera levantar cinco edificios de cuatro pisos cada uno por un monto de $31 mil millones.

Sin duda, toda esta actividad favorecerá la economía doméstica y permitirá ofrecer soluciones habitacionales para aquellas familias de clase media y para aquellos que, apostando a las bellezas naturales de nuestra región, desean adquirir aquí una segunda vivienda y/o contar con una residencia de temporada.