Necrológicas
  • Luis "Luchito" Mansilla Cárcamo
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica
EDITORIAL

Migrantes y puestos de trabajo

Por La Prensa Austral martes 21 de agosto del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
100
Visitas

Bienvenido ha sido el proceso iniciado por este gobierno tendiente a controlar el ingreso de extranjeros al país y regularizar la situación de quienes ya habían llegado, pero estaban como ilegales.

Esto, porque la tendencia alcista de esta nueva corriente inmigratoria no se ha detenido y esto conlleva una necesaria adaptación de las políticas gubernamentales para hacer frente de buena forma a la creciente presencia de extranjeros.

Las estadísticas son así consistentes con esto. En 2006, los extranjeros eran 154 mil 643 en Chile, representando el 1% de la población total. Casi una década después (2015), ya sumaban 465 mil, siendo el 2,7%. Sólo dos años después (2017), la cifra casi se duplicó, registrándose 746 mil foráneos en el último Censo poblacional, es decir, 4,35% del total de habitantes del país.

Sin embargo, el gobierno estima que los extranjeros están superando el millón de personas.

Uno de los mercados que se impacta con esta inmigración es el laboral, pues Chile se ha visto como un país de mejores oportunidades para trabajar por las personas latinoamericanas y caribeñas.

Esto ha redundado en el aumento de la demanda de visas laborales. Sólo en este primer semestre se han entregado 188 mil 638 permisos de este tipo, lo que implica un incremento del 72% respecto del mismo lapso del año pasado.

Aunque está dentro de las tres regiones que menos solicitudes de este tipo ha tenido, Magallanes también ha estado afectada por este proceso. Entre enero y junio de este año, se han concedido mil 334 visas laborales. A nuestra escala poblacional, se trata de un número significativo que, más temprano que tarde, comenzará a tener un fuerte impacto en el mercado doméstico.

Se trata, así, de un asunto respecto del cual las autoridades regionales tendrán que supervigilar para ir tomando las medidas que resulten pertinentes y evitar que provoque un impacto negativo en la tasa de desempleo regional.