Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz
EDITORIAL

Miguel Palma Dragicevic, Ciudadano Ilustre 2017

Por La Prensa Austral miércoles 25 de octubre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
132
Visitas

“Usted ha sido ele-
gido unánimemen-te como Ciudada-
no Ilustre de Ma-gallanes 2017 por sus méritos y por lo que ha hecho como persona y gran hombre de esta región en el ámbito cultural y artístico”.
Esta fue la frase con que, la tarde del miércoles 6 de septiembre, sorprendió el intendente Jorge Flies a Miguel Palma Dragicevic, quien ayer fue condecorado en virtud de lo resuelto hace poco más de un mes por una comisión ad hoc.
En el marco de las celebraciones por el Día de la Región, Palma recibió, entonces, tal reconocimiento, buscando vincular esta distinción no sólo con su persona, sino con el trabajo que ha realizado en conjunto con otros destacados cultores de la música y las artes en la zona, sobre todo los fundadores del Taller Alturas, emblemático conjunto que creó el recordado Canto a Magallanes.
En la emoción y la humildad expresadas por Palma, se pueden reconocer tanto conocidos como anónimos, pero no menos meritorios, exponentes de la cultura y las artes en esta remota tierra, quienes, a diario y sin esperar más que el aplauso y el cariño de la gente, han vivido creando y buscando encantar con sus talentos, resaltando las bellezas regionales, a los pioneros y la gente de esfuerzo.
Pero, la modestia con que este Ciudadano Ilustre re-cibió tal nominación no puede llevar a equívocos respecto del merecido reconocimiento. Palma tiene en Magallanes una historia singular y ha mostrado un enorme cariño por su trabajo. Su individualidad es invaluable, siendo más de 50 años los que ha dedicado a apoyar la construcción de la identidad cultural de la zona, a través de la música y, en particular, como compositor.
En Miguel Palma Dragicevic se reconoce a todos los magallánicos honestos, trabajadores, que aman a su región y que siguen emocionándose al escuchar o recitar: “Creo, Señor, en Ma-gallanes”.