Necrológicas
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Sofía Trujillo Lorca
  • Flor Díaz Retamales
  • Leandro Nikolas Fernández Biscupovich
  • Ricardo Antonio Mancilla Meza
  • René Araya Arancibia
EDITORIAL

Mujeres pioneras en trabajos masculinizados

Por La Prensa Austral viernes 9 de noviembre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
38
Visitas

La disminución de la brecha de género es un proceso arduo que involucra un sinfín de aspectos. Uno de éstos es el uso de estereotipos que refuerzan conceptos y roles que se consideran propios de “lo femenino” y “lo masculino”.

Respecto de aquello, se requiere crear mayor conciencia, pues nuestra cotidianidad está plagada de palabras, conceptos e imágenes que insisten en prolongar dichos prejuicios y verdaderos estigmas sociales. Los medios de comunicación social, el cine y la publicidad han sido grandes cómplices del estereotipo de género que ha limitado el desarrollo de las mujeres.

Otro campo en el cual se ha buscado avanzar es en la inserción de la mujer en el mundo laboral, lo que tiene que ir de la mano de una mejor enseñanza y mayor capacitación.

Lo cierto es que la participación femenina en el mercado laboral ha sufrido diversos cambios, muchas veces drásticos, con el correr del tiempo, pero, en resumen, se puede concluir que dejar las labores domésticas le ha abierto las puertas a un desarrollo más integral.

Esta inserción ha tenido un fuerte impacto en la familia y, de paso, también ha contribuido a resquebrajar el estereotipo del rol tradicional de la mujer como encargada de las labores domésticas y del cuidado de los hijos, mientras el hombre debía oficiar el papel de proveedor del hogar.

Sin embargo, en este andar también se han dado pasos mayores, no menos dificultosos y resistidos, como la incorporación de las mujeres en trabajos masculinizados.

En la víspera, el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género continuó con lo que se ha transformado en una tradición: distinguir a las mujeres consideradas pioneras por desempeñarse en labores no tradicionales y circunscritas a los hombres.

Como bien lo resaltó la seremi de Sernameg, aún sigue siendo difícil para las mujeres abrirse caminos y quebrar estereotipos, pero es un deber de nuestra sociedad no claudicar frente a esto y seguir creando las condiciones culturales, políticas y legales que favorezcan el pleno desarrollo femenino.