Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera
EDITORIAL

Nueva presidencia del Consejo Regional

Por La Prensa Austral martes 13 de marzo del 2018

Compartir esta noticia
71
Visitas

– Este tipo de entendimientos que cruza las fronteras de los partidos políticos no es algo ajeno al Core. No son pocas las oportunidades en que negociaciones que parecían zanjadas por el peso de la mayoría terminaron escapando a toda lógica partidaria. Son los pactos de conveniencia. Para algunos, totalmente legítimos. Para otros, una infamia.

Junto con la llegada de Christian Matheson a la intendencia regional, este domingo asumieron los nuevos integrantes del Consejo Regional de la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

En días previos, ya habían comenzado los contactos entre éstos para llegar a un acuerdo que permitiera instalar ayer al nuevo presidente del Core.

Lo paradojal es que 8 de los 14 consejeros representan a los partidos que conformaron la Nueva Mayoría. Pese a eso, no pudieron arribar a un entendimiento ni hubo generosidad para repartirse el período que, en forma extraordinaria, será sólo de tres años. Esto último porque para 2020 se fijó la elección popular de los gobernadores regionales, como se pasarán a nombrar desde entonces a los actuales intendentes. Las reformas y la nueva legislación sobre esta temática establecen que será dicha autoridad elegida democráticamente la que presidirá el Core.

Demostrando, así, que persiste la desunión al interior del conglomerado que acaba de entregar el poder a la derecha, entre los hoy consejeros opositores hubo, al menos, tres interesados en quedarse con el cargo. Ello derivó en que dos se pusieron de acuerdo para aunar votos, mientras que la derecha se alió con el tercero para negociar un acuerdo que le permitiera, a la vez, compartir el período.

Este tipo de entendimientos que cruza las fronteras de los partidos políticos no es algo ajeno al Core. No son pocas las oportunidades en que negociaciones que parecían zanjadas por el peso de la mayoría terminaron escapando a toda lógica partidaria. Son los pactos de conveniencia. Para algunos, totalmente legítimos. Para otros, una infamia.

Tras haber triunfado, el DC Tolentino Soto se comprometió a ejercer una presidencia que vaya más allá de las pertenencias partidarias, instando a todos a trabajar a favor de la región.

Un factor importante que esgrimió es que, como core, tiene la responsabilidad de co-gobernar la región junto con la administración de derecha y que nadie se restar a tal obligación.