Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Peter Eladio Frías Gómez
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • María Patricia Vargas Fuentes
EDITORIAL

Ordenamiento territorial

Por La Prensa Austral miércoles 23 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
69
Visitas

El crecimiento de las ciudades muchas veces se hace más allá del área definida como urbana y, en la mayoría de los casos, corresponde a instalaciones irregulares y al establecimiento de viviendas o campamentos que, a poco andar, generan problemáticas respecto de los servicios básicos y de transporte, el hacinamiento, la conectividad vial y, en no pocas situaciones, la legalidad del bien raíz.

Igualmente, el poblamiento del territorio ha adolecido de políticas gubernamentales claras y ha sido, en varias zonas, más bien fruto de un proceso espontáneo y poco regulado. Como en el caso de la expansión descontrolada de las urbes, este tipo de asentamiento adolece de certeza jurídica respecto de los deslindes y de la propiedad de los suelos y los bienes inmuebles.

Es, por ello, que se aprecia el anuncio efectuado por la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo, respecto de las iniciativas que espera impulsar este gobierno para poder ir ordenando y regularizando tanto la expansión urbana como la tenencia de tierras y propiedades.

En concreto, habló en su reciente visita a Magallanes de un programa nacional creado por dicho ministerio y que procurará ordenar el territorio y dar herramientas a los pobladores para sanear la tenencia de predios e inmuebles.

Se trata de #ChilePropietario, que quiere dar respuestas concretas a la ciudadanía y regularizar el pequeño bien raíz. Es un proceso mixto, que considera tanto aspectos legales como técnicos, para entregar certeza jurídica y territorial a personas que han poseído inmuebles de forma irregular por más de cinco años.

Asimismo, cabe destacar el anuncio de la subsecretaria de Bienes Nacionales respecto de generar un subprograma que llamó #Chile Propietario Colonizador, que esté -como remarcó- en sintonía con las tierras australes. Ello, porque sabemos que los criterios que se aplican en otras zonas del país muchas veces no permiten dar una respuesta oportuna y eficiente a quienes viven en zonas tan extremas como Magallanes.