Necrológicas
  • Carlos Ulloa Rabanal
EDITORIAL

Piñera, una vez más

Por La Prensa Austral domingo 5 de abril del 2020
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

El jueves, ya había un millón de contagiados con coronavirus en el mundo y, en Chile, la cifra de infectados sobrepasó las 4 mil  personas, según las estadísticas entregadas ayer, pero que consideran sólo la información recabada hasta las 21 horas del viernes.

La situación de Magallanes -con cuarentena en Punta Arenas y barreras sanitarias en varias provincias- ha seguido complicándose, mostrando una tasa de incidencia de 55,5 casos positivos por cien mil habitantes, la más alta del país, de acuerdo al reporte del jueves.

Ayer, se agregaron 16 nuevos casos y la región ya suma 172 personas contagiadas. Un total de 38 pacientes hospitalizados, con 13 en la Unidad de Paciente Crítico graves completaba el cuadro.

En este contexto, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, realizó un acto que se presenta como irracional: bajarse del vehículo oficial que lo trasladaba a su casa para pasear por la Plaza Baquedano y sacarse una fotografía.

Era esperable que este hecho resultara controversial, a tal punto que gatilló un fuerte rechazo ciudadano y de los partidos políticos. Algunos, incluidos personeros de su propio sector, hablaron de provocación, otros de inconsecuencia e irresponsabilidad. Salvo la línea más dura de la derecha rechazó las críticas, hablando de una campaña improcedente.

El Mandatario tuvo que aclarar su acto, afirmó  que bajó en tal punto de Santiago para saludar a un grupo de carabineros y militares que allí estaba, pero debió, luego, disculparse: “Lamento si esta acción pudo malinterpretarse”.

Nadie sabe cuál fue el verdadero propósito del Presidente, pero resulta incomprensible la imagen de un Jefe de Estado que vulnera la cuarentena de Providencia y pasea sin mascarilla cuando hay varias ciudades bajo estrictas medidas y se pide a la gente que permanezca en casa -aún a riesgo en muchos casos de perder su fuente laboral- para limitar la expansión del contagio.