Necrológicas
  • Ramón Vargas García
  • José Yáñez Barrientos
  • Armando Vidal Cubate
EDITORIAL

Plan de Inversiones en la Antártica y Cai

Por La Prensa Austral miércoles 27 de marzo del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
82
Visitas

Productiva fue la última visita que realizó a Santiago el intendente José Fernández ya que avanzó respecto del financiamiento de diversas obras y adelantó conversaciones para abrir puertas a proyectos que se presentaban, al menos, congelados.

Se despejó la incertidumbre que existía sobre la proveniencia de los recursos para hacer frente al plan de inversiones en el territorio antártico chileno.

Se trata de obras que se llevarán a cabo en dos etapas de US$35 millones, casi unos $24 mil millones cada una y que consideran el mejoramiento de la base Eduardo Frei Montalva, comenzando por la reposición de la losa del aeródromo Teniente Rodolfo Marsh y el hangar Búfalo que alberga a las aeronaves que patrullan el sector y que realizan los servicios de conexión aérea entre dicho enclave de la Fach y Punta Arenas.

La ostensible obsolescencia de las actuales instalaciones hace absolutamente necesaria la referida inversión.

Como resultaba lógico, se informó que estas obras serán financiadas con cargo del presupuesto de Defensa, en particular de la denominada Ley Reservada del Cobre.

En no pocos casos, el presupuesto regional, incluido el FNDR y el Fondema, ha sido usado en demasía para financiar o co-financiar proyectos que deberían ser costeados enteramente con fondos sectoriales.

Las bases militares en la Antártica tienen un claro componente de soberanía efectiva, que resulta una cuestión de Estado.

Dentro de las buenas noticias que trajo Fernández también está el cambio de discurso en términos de la posibilidad de descongelar el proyecto del Centro Antártico Internacional. En los próximos días, se entregará al gobierno regional el diseño de esta iniciativa y, si bien el intendente ha insistido en que actualmente ésta no tiene financiamiento, ha mostrado mayor disposición gubernamental.

Si Punta Arenas quiere seguir afianzando su condición de puerta de entrada a la Antártica no resulta entendible que se deseche este emblemático proyecto, cuya factibilidad sí o sí se tiene que seguir barajando.