Necrológicas
  • Haidee Correa Norambuena
  • Antonio Martinic Vrandesic
  • Nolberto Villarroel Barría
  • Beba Babaic Smith
  • Ramón Rosales Gutiérrrez
EDITORIAL

Precios de las bencinas

Por La Prensa Austral jueves 25 de octubre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

En su reciente visita a la zona, el Presidente Sebastián Piñera fue consultado por la tendencia alcista en el precio de las bencinas, la que genera inquietud en el sector productivo y agobia los bolsillos de los chilenos.

Así, uno de los anuncios -o ratificación de uno efectuado en Santiago- fue que en las próximas semanas iban a haber “buenas noticias”. Piñera tenía bajo la manga la caída del precio internacional del petróleo, lo cual fue avalado este martes por su ministro de Hacienda, quien dijo que los precios bajarían esta semana y la próxima.

El tema no es menor. En varias regiones del país, el precio de las bencinas superó los mil pesos el litro la semana pasada. En Magallanes, una de las zonas más afectadas siempre ha sido la comuna de Cabo de Hornos. Ahora tampoco es la excepción: la gasolina de 93 octanos está a mil 86 pesos el litro; la de 97 octanos, a mil 135 pesos el litro; y el diésel, supera los 800 pesos el litro.

Pero, no es la única zona afectada. En Porvenir, también la gasolina de 97 octanos llegó a los mil pesos el litro y las de 93 y 95 octanos se están acercando peligrosamente, con 935 y 969 pesos el litro, respectivamente.

Los mismos niveles se aprecian en Cullen y Primavera, con 934 pesos el litro de la gasolina de 93 octanos; y en Puerto Natales, con valores que también superan los 900 pesos para todas las gasolinas. Punta Arenas se ve levemente más favorecida, pero igual con precios promedios de más de 900 pesos el litro.

Los dardos han apuntado al impuesto específico. Pero, el Presidente se negó a eliminarlo, anunció que su go-
bierno estudia un fortalecimiento del Mepco, aunque se abrió por primera vez a evaluar un cambio en la estructura tributaria de los combustibles.

Tras once semanas de alza en los precios, resulta pertinente que el Ejecutivo revise los componentes del precio de las bencinas y el diésel y que, como ya se entrevió, aplique una disminución al impuesto de, al menos, los combustibles que más usa la mayoría de los chilenos en su vida cotidiana.