Necrológicas
  • Clorinda “Tita” Cárdenas vda. de Ojeda
  • Gladys del Carmen Cortez Nola
  • Walter Segundo Emmott Ronfeltd
  • Ana Delia Unquén Levín
  • Eduardo Canales Verdejo
  • Gladys Jara Ovando
EDITORIAL

Preocupación por aves contaminadas con petróleo en el estrecho de Magallanes

Por La Prensa Austral miércoles 14 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
179
Visitas

El Centro Bahía Lomas de la Universidad Santo Tomás alertó ayer sobre la existencia de diversas especies de aves que están siendo contaminadas con hidrocarburos en un sector del estrecho de Magallanes.

Todo comenzó con la detección de gaviotas y ejemplares de chorlo de doble collar empetrolados en Punta Espora, en la Primera Angostura.

Un reporte más acucioso realizado por 20 kilómetros del borde costero llevó a determinar que existen 13 especies de aves en la zona, de las cuales siete presentan individuos con hidrocarburos en su plumaje y cuerpo. Entre ellos, el playero ártico que está legalmente protegido por diversos países a lo largo de su extensa ruta migratoria, pues recibe el estatus de ave en peligro, amenazada o críticamente amenazada.

La situación es altamente preocupante porque, además de la variedad de especies que está afectando esta contaminación, involucra al humedal Bahía Lomas, área protegida con la nominación de sitio Ramsar desde 2004.

Que se haya logrado que dicho humedal fuera incluido en el catálogo universal que busca proteger tales ecosistemas impone cumplir y hacer respetar las disposiciones de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, que es conocida en forma abreviada como Convenio de Ramsar, por el nombre de la ciudad iraní ubicada a orillas del mar Caspio donde se firmó tal documento.

Ello obliga a los organismos del Estado y a los servicios gubernamentales pertinentes a arbitrar todas las medidas para que se cumpla el objetivo principal de la referida convención, cual es que se conserven y se haga un uso racional de dichos ecosistemas mediante acciones locales, regionales y nacionales.

Siempre se ha dicho que en la región deben coexistir diversas actividades productivas con las acciones de resguardo del medioambiente y cuidado efectivo de nuestra biodiversidad. Lo que está sucediendo en el estrecho de Magallanes merece, por lo tanto, una respuesta oportuna de las empresas que pueden estar involucradas y de los organismos técnicos que debieron fiscalizar y que, aparentemente, no lo han hecho.