Necrológicas
EDITORIAL

Proceso de fijación tarifaria del agua potable y el alcantarillado

En un contexto un tanto pesimista sobre el crecimiento económico del país para este y los próximos años, no deja de ser importante que la ciudadanía tenga ciertas certezas sobre algunas variables que incidirán en su futuro y garantías que le permitan tomar decisiones y, eventualmente, asumir riesgos.
[…]

Por La Prensa Austral sábado 25 de julio del 2015

Compartir esta noticia
66
Visitas

En un contexto un tanto pesimista sobre el crecimiento económico del país para este y los próximos años, no deja de ser importante que la ciudadanía tenga ciertas certezas sobre algunas variables que incidirán en su futuro y garantías que le permitan tomar decisiones y, eventualmente, asumir riesgos.

Aunque se ha asegurado que en Magallanes se mantendrá el alto nivel de inversión pública en los próximos años y hay varios proyectos privados con claros indicios de expansión, no deja de ser comprensible la inquietud sobre cuánto impactará la desaceleración del país en la economía regional y, en definitiva, en el bolsillo de los hogares magallánicos.

Por ello, se constituyó en una buena noticia el acuerdo alcanzado entre la empresa Aguas Magallanes y la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), en cuanto a mantener el conjunto de cargos variables y fijo que rige actualmente y que indexa la referida tarifa.

Es resorte de la citada superintendencia establecer un tarifario que permita que la controladora del servicio de agua potable y alcantarillado opere eficientemente y obtenga una rentabilidad igual al costo de capital sobre los activos empleados.

Estas tarifas se ajustan periódicamente por inflación y cada cinco años se determinan nuevas fórmulas tarifarias.

En tal contexto, se dio la referida negociación entre la SISS y Aguas Magallanes, la que tenía que fijar el nuevo tarifario que comenzaría a aplicarse desde fines de 2016 y por los cinco años siguientes.

Con el acuerdo alcanzado, según se informó, se convino no realizar el proceso pertinente, con lo cual se mantendrán y se prorrogarán los términos del actual decreto, asegurando que habrá estabilidad en el precio del agua potable y alcantarillado que cada mes deben enfrentar los clientes en Magallanes.

Igualmente, tiene valor que, tras este acuerdo, la sanitaria refrendara el monto de la inversión comprometida para este año. Se trata de tres mil millones de pesos destinados a mejorar las plantas de tratamiento de aguas servidas de Puerto Natales y Porvenir y la renovación de redes de alcantarillado y agua potable en diversos sectores de la región.