Necrológicas
EDITORIAL

Programa de inversiones de concesionaria de ZF

Por La Prensa Austral jueves 8 de marzo del 2018

Compartir esta noticia
60
Visitas

– Aquello derivó en un proceso de negociación con la actual administradora, sobre el que siempre pesó que no se trataba de un actor pequeño, sino de uno con fuertes redes e influencias políticas. La espada de Damocles era el riesgo de una millonaria demanda de parte de SRI en contra del Estado.

Poco más de diez años han pasado desde que Sociedad de Rentas Inmobiliarias Ltda., perteneciente al grupo Fischer, se adjudicara y asumiera en agosto de 2007 la concesión de la Zona Franca de Punta Arenas.

Se trata de una década marcada por las nuevas condiciones contractuales y el promisorio plan de inversión y reinversión comprometidos por la administradora. Pero, también han sido diez años cruzados por las acusaciones de no cumplimiento, precisamente, de dicho plan, por el litigio entablado con la Cámara Franca y la desidia de parte de diversos gobiernos regionales respecto de no fiscalizar el cumplimiento del contrato.

Al asumir la intendencia regional, Jorge Flies aseguró que él sí iba a arbitrar las medidas necesarias para esclarecer los hechos y para velar por los intereses del fisco y de los magallánicos. Esto, siempre teniendo como base que, si se determinaban graves incumplimientos y contravenciones del contrato, aplicaría la cláusula de término de la concesión.

Aquello derivó en un proceso de negociación con la actual administradora, sobre el que siempre pesó que no se trataba de un actor pequeño, sino de uno con fuertes redes e influencias políticas. La espada de Damocles era el riesgo de una millonaria demanda de parte de SRI en contra del Estado.

Entonces, la estrategia del gobierno regional, liderada por el seremi de Hacienda, fue ir limando asperezas y encontrando puntos de encuentro -no, por cierto, del gusto de todos los usuarios del recinto franco-, llegándose a que mañana se anunciará el pleno cumplimiento de SRI de las obras comprometidas en su plan de inversión.

De aquí en adelante, la posta de fiscalización la asumirá el nuevo gobierno y se tiene que esperar que la administradora de la ZF cumpla a cabalidad con los compromisos contractuales relativos a la reinversión.