Necrológicas
  • Luis "Luchito" Mansilla Cárcamo
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica
EDITORIAL

Protección de los glaciares

Por La Prensa Austral domingo 19 de agosto del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
110
Visitas

Nuevamente, volvió al tapete la discusión sobre el proyecto de ley que busca establecer una normativa que proteja a los glaciares en el país.

Como en muchos otros temas relevantes, es fuerte la discrepancia que existe en esta materia y encontrados los puntos de vista, partiendo desde la propia definición de qué se entenderá por estas masas gélidas que hoy, en un mundo totalmente impactado por el calentamiento global, cobran más relevancia.

Para muchos, esta tramitación no será sino un nuevo formato de la pelea por el uso de las aguas, es decir, un enfrentamiento entre ambientalistas que acusan la excesiva privatización de ésta y el desarrollo extractivista que marca la economía nacional y quienes representan a los sectores productivos.

Llama la atención que este tema, tan fundamental, no concite mayor interés en Magallanes, siendo que los glaciares son parte inherente de esta región. Son, de hecho, como lo ha remarcado el glaciólogo del Cequa, Inti González, el telón de fondo de las postales que los turistas se llevan de recuerdo y el gran reservorio de agua.

En la Estrategia Nacional de Glaciares (DGA, 2009), se establece que Magallanes posee aproximadamente 1.840 glaciares, que suman 11.947 kilómetros cuadrados. Esto representa al 57% del total de la superficie del país cubierta por hielo (21.000 km2). Pero, si se agregan los glaciares de los Campos de Hielo (que se comparten con la región de Aysén), el porcentaje sube a 82,4%.

Seis de las diez comunas de la zona tienen glaciares y sólo la comuna de Natales representa el 37% de la superficie de hielo de Chile.

Estos datos dan cuenta de cuán importante es que el Ejecutivo regional, nuestros legisladores, la Universidad de Magallanes y otros centros de estudios aporten a este debate nacional y sigan atentamente el devenir de la tramitación en el Congreso de este proyecto que, a ratos, resulta tremendamente complejo y polémico.