Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda
EDITORIAL

Proyectando el futuro de Magallanes

Por La Prensa Austral martes 20 de marzo del 2018

Compartir esta noticia
86
Visitas

Magallanes, como muchas otras regiones del país, pero sobre to-
do en cuanto zona extrema, requiere que las nuevas autoridades y jefaturas miren mucho más allá de los próximos cuatro años de gobierno.

El país está en un camino de transformaciones y en éste se tiene que incluir sí o sí a las regiones, a fin de estrechar las brechas de progreso y desarrollo y terminar con las inequidades en todos los ámbitos.

Magallanes tiene una superficie de 1.382.291,1 km2, pero, según las últimas estadísticas oficiales, posee sólo 166 mil 533 habitantes. La escasa densidad demográfica ha sido, incluso más que la lejanía territorial, uno de los factores que ha desincentivado la inversión privada y también ha condicionado la aprobación de recursos públicos.

Sin embargo, en los últimos años se ha ido quebrando esto y se ha dado paso a proyectos que están haciendo que se proyecte como una región más competitiva, innovadora y sostenible.

Todas las conclusiones sobre el futuro regional coinciden en que es esencial seguir invirtiendo para mejorar la conectividad, la integración territorial y la innovación. Diversificar la oferta de turismo es otro pilar, lo que también pasa por continuar con la construcción de caminos y sendas de penetración a nuevas zonas de desarrollo turístico. Avanzar en infraestructura para hacer más accesibles y eficientes los servicios ofertados en este ámbito también es algo en que lo se tiene que seguir trabajando, tanto como mejorar el circuito chileno-argentino de conectividad marítima y terrestre.

Sin embargo, la energía es consustancial a todo desarrollo y, por ello, es menester no dejar de lado la diversificación de la matriz energética, apoyando las labores prospectivas de Enap, pero, por sobre todo, incentivando el uso de energías no convencionales y procesos más amigables con el medioambiente.