Necrológicas
  • Nolberto Robinson Villarroel Barría
  • Beba Babaic Smith
EDITORIAL

Proyecto que rebaja dieta de autoridades

Por La Prensa Austral miércoles 11 de marzo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

En la víspera, la comisión de Constitución del Senado aprobó el proyecto de ley que busca disminuir la dieta parlamentaria y las remuneraciones de los altos cargos del Estado. Empero, senadores de diferentes tiendas políticas cuestionaron el texto que llegó desde la Cámara de Diputados, haciendo ver que no contempla situaciones complejas y que incorpora a una serie de funcionarios respecto de cuyos sueldos los ciudadanos no han expresado reparo alguno.

En el contexto de las movilizaciones, el Ejecutivo dio un gran puntapié a la moción que propuso rebajar en un 50% la dieta parlamentaria. Al asumir esta iniciativa, La Moneda agregó en este listado a ministros y a otros cargos del Estado.

Ante la polémica suscitada, se convino que será un comité ad hoc el que fijará los sueldos que se estimen más convenientes con las demandas sociales. Este grupo técnico estará conformado por cinco integrantes: dos designados por el Banco Central; dos por el Consejo de Alta Dirección Pública; y uno por el Presidente de la República.

Los senadores, si bien aprobaron la idea en general, dijeron que el texto emanado desde la Cámara Baja es de pésima factura. Hicieron ver que tendrán que hacer modificaciones estructurales al mismo y, según ya han adelantado algunos parlamentarios, tendrán que sacarse de esta lista a los jueces, los fiscales y a un grupo importante de funcionarios públicos que se verían, tangencialmente, afectados por la rebaja salarial.

Esta postura responde al lobby que han realizado en tal sentido algunos sectores, como el Poder Judicial. De hecho, el presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva, esgrimió que la gente no ha cuestionado las remuneraciones de los integrantes de dicho poder, sino de otras autoridades como son los parlamentarios y los ministros del gobierno.

En el Senado, la tendencia parece ser acoger tales planteamientos y legislar para que sean rebajados efectivamente las remuneraciones sólo de los senadores y diputados, los ministros y subsecretarios.