Necrológicas
  • Eduardo Castro Mascareño
  • Norberto Seebach
EDITORIAL

Puerto Williams, ciudad eco-sustentable

Por La Prensa Austral viernes 10 de agosto del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
190
Visitas

Frente a la necesidad energética ya endémica de Puer-to Williams, se han conocido propuestas interesantes que plantean que este problema se puede convertir en una verdadera oportunidad.

En efecto, con diversos énfasis, pero apuntando al mismo objetivo, conocedores del rubro y expertos han expuesto que los requerimientos energéticos de la localidad deberían ser satisfechos mediante el uso de energías renovables no convencionales (ERNC).

Se trata de un fin totalmente concordante con la política energética del país y de Magallanes, que busca la sustitución del uso de combustibles fósiles por energías denominadas limpias y renovables.

Mientras algunos plantean el uso de sistemas de calderas y estufas alimentadas de biomasa, otros apuestan a sistemas eólicos e hidroeléctricos.

Al ser Puerto Williams una localidad pequeña respecto de su demografía y de su área urbana, cualquier proyecto es técnica y económicamente abordable.

Lo planteado parece un desafío alucinante y totalmente realizable, debiéndose, en forma previa, establecerse la o las ERNC a utilizar y los sistemas de generación y de distribución más adecuados. Con esto, se podría satisfacer totalmente la demanda eléctrica de la ciudad y adaptar aspectos como la calefacción y las cocinas y los hornos a su uso.

La discusión está planteada y, de hecho, es estimulante saber que hay empresas que han estado ofreciendo sistemas de generación eléctrica y de calefacción con sistemas sustentables y de ba-
jo impacto medioambiental, tanto como que un grupo de profesionales ya ha presentado una propuesta concreta a los actuales secretarios regionales ministeriales de Energía, Minería y Medio Ambiente, la que han denominado “Puerto Williams: Primera Ciudad con Energía Limpia y Renovable en Chile”.

Una vez más, esto sólo pasa por la voluntad política, pues los recursos siempre pueden hallarse y, de hecho, el Es-tado gasta enormes sumas en mantener subsidios que no alientan la sostenibilidad de los recursos naturales ni el cuidado del medioambiente.