Necrológicas
  • Rodolfo Zambelich Miranda
  • Andrés Nicolás Pivcevic Rajcevic
  • Lucía Ruiz Bustamante
EDITORIAL

Punta Arenas, el epicentro de la ciencia antártica (II)

Por La Prensa Austral lunes 2 de octubre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
126
Visitas

Más de 300 investigadores polares de diecinueve países se darán cita en Punta Arenas, en el marco del IX Congreso Latinoamericano de Ciencia Antártica, el cual comienza hoy con pre-talleres y encuentros culturales y, formalmente, este miércoles con las charlas magistrales y las exposiciones de los últimos trabajos que se están realizando en el continente helado.

Se trata, sin duda, del mayor encuentro científico que ha tenido lugar a nivel latinoamericano en nuestro continente y no es menor que la capital regional sea la anfitriona de quienes hoy están enfrascados en extraer conocimiento y experiencias que serán fundamentales a la hora de enfrentar problemáticas tan acuciantes como el cambio climático y enfermedades como el cáncer y otros trastornos de la piel y patologías dramáticas derivadas del envejecimiento poblacional, tales como el Alzheimer.

Para los organizadores, implicó una apuesta y un gran desafío que verá sus frutos. Primero, porque Punta Arenas no tenía toda la experiencia y la capacidad, en términos principalmente de logística, que demanda un encuentro que congregará a cerca de 500 personas, entre expositores y asistentes.

Pero, ésta será una verdadera prueba de fuego y, si todo marcha bien –como se espera y seguramente pasará- abrirá los caminos para que haya nuevas postulaciones de Punta Arenas a nivel nacional e internacional.

‘Punta Arenas, la puerta de entrada a la Antártica’ debe dejar de ser un discurso. Ello tiene que tomar forma y cuerpo, pues se trata de una carrera contra el tiempo que se puede perder si, desde el gobierno y las entidades que reciben recursos estatales para su desarrollo, no se promueve decididamente a la capital regional como el punto neurálgico para la ciencia antártica.

Siendo coherentes con la cualidad de zona antártica y subantártica, con la posición geográfica insuperable para ser el puente natural de la comunidad científica y con la vocación expresada por las autoridades en cuanto a ser una región científica, todos los años Punta Arenas debería albergar a quienes, desde los diversos puntos del orbe, están empecinados en desentrañar los misterios del continente blanco.

Punta Arenas debe ser, sí o sí, el epicentro de la ciencia polar.