Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia
EDITORIAL

¿Qué ocurre con el Museo Nao Victoria?

Por La Prensa Austral lunes 26 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
281
Visitas

Nadie puede desconocer el gran empuje e ingenio detrás de la obra del empresario turístico y gestor cultural Juan Luis Mattassi. Ello respecto a la construcción de réplicas de embarcaciones íntimamente ligadas a la historia regional y que también están inscritas en los anales mundiales.

Cuando hoy se habla en demasía de innovación, Mattassi demostró tener tal capacidad y visión hace muchos años, cuando, apoyado por recursos estatales, pudo dar vida a la Nao Victoria, la HMS Beagle, la goleta Ancud y el bote James Caird.

Estas embarcaciones están ligadas a las epopeyas más grandes de la navegación mundial, siendo naves vinculadas con exploradores como Hernando de Magallanes y Ernest Shackleton. Además, una de las grandes teorías como la de la evolución tiene al Beagle y a Charles Darwin como protagonistas, siendo clave que el segundo cruzara en el bergantín inglés las agrestes aguas australes.

Aunque con menos trascendencia internacional, pero no menor importancia respecto de Chile y su soberanía efectiva sobre el estrecho de Magallanes y las tierras al sur, también está la goleta Ancud.

En suma, se trata de réplicas que resumen buena parte la historia regional y su vínculo definitivo con el resto del mundo y, por ende, con un valor incalculable desde el punto de vista patrimonial.

Es, por ello, que no parece comprensible la demora que ha existido de las jefaturas del gobierno regional y de la alcaldía de Punta Arenas al requerimiento del empresario respecto de emplazar en un sector de la Costanera estas naves y establecer allí un verdadero museo de sitio, que cautive y sea paso obligado de todos los turistas nacionales y extranjeros.

Puede ser que en las negociaciones hayan surgido dificultades o incordios, pero parece razonable que éstos se superen tanto como impostergable que el Museo Nao Victoria sea relocalizado, pues, ciertamente, merece un mejor emplazamiento.