Necrológicas
  • Mirta Simeone Miranda
  • Oriana Yutronic Puelma
  • José Alejandro Andrade Caileo
EDITORIAL

Reclamo de locatarios adyacentes al Terminal Mina Loreto

Por La Prensa Austral miércoles 18 de octubre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
153
Visitas

Insólito. Así resulta el devenir del terminal in-terurbano Mina Loreto, desde que se anunciara la licitación de la obra en junio de 2015, proyectándose que su construcción comenzaría al mes siguiente.
Primero fue, precisamente, la demora de la materialización del proyecto y todos los meses en que estuvo sin abrir sus puertas, hasta que lo hiciera en julio pasado, a casi dos años del referido anuncio.
Ahora, surgió otro problema: las dependencias están prácticamente “sitiadas” por un grupo de indigentes, que se reúne allí para beber.
La presencia de estas personas en situación de calle es constante y, además de lo intimidante que puede ser ésta para quienes quieran acceder a sus instalaciones y a los locales comerciales adyacentes, tiene como agravante la conducta poco decorosa y antihigiénica de éstos. Así, los locatarios han denunciado que todos los días deben limpiar el sector, usando cloro para eliminar el fuerte olor a orina e, incluso, recoger excremento.
La problemática de los indigentes ha ido en aumento en la ciudad, sin que haya resultado exitosa alguna de las políticas o programas de reinserción social de esta gente que deambula por las calles del centro. No sólo no ha disminuido el número de gente vagabunda, sino que ha ido incrementándose.
Pero, más allá del drama que resulta la vida alcoholizada de éstos, se tiene que considerar la forma en que están incomodando a otro grupo de personas que se ha instalado en diversos negocios en el sector céntrico de Punta Arenas para desarrollar sus actividades comerciales y que se ven perjudicados por la masiva presencia de estos indigentes.
Se requiere que haya un control más férreo y disuasivo de las policías y que haya mayor contención, a través de programas sociales impulsados por la municipalidad o en forma directa con algún organismo gubernamental, como la secretaría regional ministerial de Desarrollo Social.