Necrológicas
EDITORIAL

Reclamo vecinal por la escasa regularidad del transporte público mayor

Por La Prensa Austral sábado 17 de marzo del 2018

Compartir esta noticia
106
Visitas

– Entendiendo que Movigas dejó, realmente, la vara muy alta para cualquier empresa que se hubiese adjudicado la licitación, no se puede desconocer que la actual concesionaria ha presentado falencias y que, de tanto en tanto, se le ha tenido que llamar a terreno para que mejore su servicio.

Junto con traer aparejado un problema de mayor congestión vehicular en la ciudad, el inicio de clases dejó en evidencia la poca regularidad del transporte público mayor.

Desde el 5 de enero del año pasado, el servicio lo presta la empresa Vía Austral, luego de una fallida primera licitación pública, compañía que se adjudicó un subsidio estatal estimado en $3.573 millones anuales.

La seremi de Transportes permitió que este nuevo servicio se dividiera en dos etapas, a la espera de que llegaran a Punta Arenas todos los buses comprometidos en la subasta pública. La flota exigida fue de 84 máquinas, a la vez, que se le pidió hacerse cargo de nuevos recorridos y de extender las operaciones a los días sábados, domingos y festivos.

Entendiendo que Movigas dejó, realmente, la vara muy alta para cualquier empresa que se hubiese adjudicado la licitación, no se puede desconocer que la actual concesionaria ha presentado falencias y que, de tanto en tanto, se le ha tenido que llamar a terreno para que mejore su servicio.

Ahora, nuevamente surgieron críticas de los usuarios, ya que vecinos de diferentes puntos de la ciudad se han quejado por la poca frecuencia y regularidad de los microbuses.

En general, el reclamo apunta a la falta de buses y a que cuando éstos pasan por algunos paraderos están tan llenos que no pueden subir las personas que han estado esperando por más de media hora.

No cabe duda que se trata de un problema que tiene que ser abordado por las nuevas autoridades, si bien aún no haya asumido el seremi de Transportes del gobierno de Piñera en Magallanes, pues está afectando a un número significativo de pobladores de los barrios más apartados del centro de la ciudad, ya que, prácticamente, no existe alternativa para los escolares y trabajadores, pues la diferencia entre el pasaje y el taxi colectivo es de casi $200.