Necrológicas
EDITORIAL

Reevaluación de la candidatura presidencial de la senadora Goic

Por La Prensa Austral domingo 30 de julio del 2017

Compartir esta noticia
Visitas

Polémica resultó la Junta Nacional que celebró ayer la Democracia Cristiana, instancia que, finalmente, le dio la espalda a su presidenta y carta presidencial, Carolina Goic, al desoír su llamado y aprobar que el cuestionado diputado Ricardo Rincón pudiera repostularse.

Esta era una de las posibilidades ciertas, pero la senadora magallánica forzó este enfrentamiento -más allá de lo que muchos de sus camaradas esperaban-, perdiendo la partida.

Malos cálculos, pasadas de cuenta de último momento, liderazgo feble… Varias o todas pueden ser las razones que llevaron a que la timonel nacional del PDC sufriera lo que ella no se cansó de calificar como “un duro revés”.

La DC es un partido que nos da muestras, de tanto en tanto, de cómo sus fuerzas internas operan y se rearticulan. La de ayer no fue la excepción.

Era obvio que, como se fue tejiendo la antesala de este encuentro partidario, la senadora magallánica no tenía otra opción si la Junta Nacional le daba la espalda. Es, por ello, que pocos pueden haberse sorprendido por su anuncio de entrar en una etapa de reevaluación de su candidatura. Ello parece coherente con su discurso.

No queda claro si era posible que ella siguiera el camino de cerrar los ojos y seguir, haciendo caso omiso de lo que estaba sucediendo: la mayoría de los democratacristianos no se hizo eco de su llamado a elevar los estándares éticos del partido.

Mal que mal, la figura de Goic, relativamente desconocida para la gran masa DC y para el resto del país, pareció engrandecerse cuando, en los funerales del ex Presidente Patricio Aylwin, pidió perdón al país por los escándalos, excesos y extravíos de la clase política.

Por lo demás, ella ha sido el adalid de las políticas contra la violencia intrafamiliar.

Luego de la Junta Nacional de la DC, cabe preguntarse: ¿Quién perdió más?