Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda
EDITORIAL

Resguardos legales y sociales para acoger ola migratoria

Por La Prensa Austral martes 15 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
94
Visitas

El fenómeno migratorio, marcado por el explosivo ingre-so de extranjeros al país en el último lustro, no ha podido dejar de ser protagonista en estas semanas de las noticias, captando la atención pública.
No sólo porque ha existido un cuestionamiento a la demora, por parte del Ejecutivo, del envío al Congreso del proyecto de ley que modifica la Ley de Migraciones, sino a la forma con que el gobierno pretende dar respuesta a tal proceso.
Además, cada día que pasa la vida cotidiana de los chilenos y de los magallánicos se está viendo más impactada, de una u otra manera, por la presencia de personas provenientes de países de nuestro continente. Ello, tanto positiva como negativamente.
La ola migratoria está impactando a la economía y, sobre todo, al mercado laboral. Las visas sujetas a contrato no superaron las 5 mil el año pasado. Este número podría llevar a confundir al lector, si no fuera porque el explosivo crecimiento se ha dado en los permisos temporales.
En efecto, estas autorizaciones crecieron en un 144% en los dos últimos años. En 2014, se otorgaron 68 mil de estos permisos laborales más flexibles. En 2016, se emitieron 167 mil. Ello tuvo como momento cúlmine el año 2015 cuando una enmienda permitió la creación de la categoría “con fines laborales” para las visas temporales.
Así, la realidad es que la gran mayoría de los extranjeros que están llegando a Chile y a la región lo hacen con el interés de trabajar y, al momento de ingresar al territorio, no cuentan con un trabajo efectivo.
Siempre se ha planteado que la migración es un proceso natural que se acentúa bajo ciertas circunstancias y que, bien reglado, puede y debe redundar en un aporte para la sociedad que acoge a los inmigrantes.
Sin embargo, el fuerte flujo migratorio parece estar creciendo sin mayor control y, en la medida que no se adopten oportunamente los resguardos necesarios, se puede estar incubando un problema ingente, con el ingreso irregular, el abuso que surge ante la inmigración ilegal y el impacto económico y social derivado de todo aquello.