Necrológicas
EDITORIAL

¿Retroceso en desconfinamiento?

Por La Prensa Austral sábado 1 de agosto del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Alarmante han sido los últimos reportes sobre el avance de la pandemia en Magallanes, luego de que se detectaran nuevos brotes al interior de empresas, principalmente una pesquera y una multitienda correspondiente a una cadena nacional.

En la víspera, se informó sobre 56 casos nuevos de coronavirus, gran parte de los cuales correspondían al foco hallado en una pesquera. Ayer, en tanto, se reportaron otros 19 enfermos, la mayoría trabajadores de una cadena comercial. Pero, también se alertó sobre la situación de otra empresa, esta vez ligada al rubro marítimo.

Estos últimos reportes preocupan a la autoridad sanitaria, ya que la investigación epidemiológica no sólo develó lo que está ocurriendo al interior de las empresas y el comercio locales, sino respecto del contagio comunitario que se está produciendo a raíz de encuentros familiares y/o sociales.

Los nuevos casos han elevado a 1.762 los infectados que se han podido detectar en Magallanes desde el primer positivo registrado el 17 de marzo. La cifra de decesos vinculados a esta enfermedad se ha mantenido en la última semana en 28 personas.

La tasa acumulada de casos a nivel regional es de 988 por 100.000 habitantes. Se han realizado 18.500 PCR y la positividad es de 9,59%.

Según el plan nacional “Paso a Paso”, Magallanes se encuentra en la etapa 3 de Preparación, pero el aumento de casos positivos podría tener como consecuencia un retroceso. Esto implicaría volver a imponer restricciones mayores respecto del confinamiento social y desplazamiento de las personas.

Retroceder en el plan de desconfinamiento sería una pésima noticia para la zona, no sólo porque un aumento de los contagios pone en riesgo la salud y la vida de las personas, sino porque la economía regional requiere que haya una reactivación que, aunque paulatina, sea persistente en el tiempo.

Esto debe llevar a las empresas y al comercio a extremar las medidas de resguardo sanitario, pero, a la vez, la conducta de los magallánicos también tiene que ser mucho más responsable.